Se reduce 25 % el área degradada en bosques de la Reserva Monarca

El monitoreo del bosque registró 5 hectáreas afectadas en la zona núcleo, principalmente por causas naturales y marginalmente por tala clandestina, reportó la alianza WWF-Fundación Telmex Telcel, UNAM, Conanp

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 29 de octubre de 2019.— Entre marzo de 2018 y marzo de 2019 cinco hectáreas de bosque en la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca sufrieron degradación, es decir, se afectó un 25.4 por ciento de este ecosistema, respecto al mismo periodo pero entre 2017 y 2018, cuando hubo daño en 6.7 hectáreas, informó la Alianza WWF-Fundación Telmex Telcel, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y el Instituto de Biología de la UNAM.

Esto se debió a que la tala clandestina disminuyó de 1.43 a solo 0.43 hectáreas y las pérdidas de arbolado se redujeron de 1.35 a 0.38 hectáreas en el mismo periodo. De acuerdo al reporte, las principales causas de esta degradación fueron la sequía y la caída de árboles que afectaron 4.19 hectáreas, con un ligero aumento respecto al año anterior cuando se registraron estragos en 3.93 hectáreas.

Durante la presentación, Jorge Rickards, director general de WWF México, señaló: “La degradación forestal disminuyó debido a que no hubo tala clandestina a gran escala. Tampoco tormentas graves como la que afectó a la Reserva en 2016. Se ha logrado conservar su zona núcleo gracias al compromiso de los ejidos, las comunidades indígenas y los brigadistas, que vigilan los bosques a cambio del pago por servicios ambientales, a la vez que generamos opciones productivas para que la Reserva sea fuente de vida y desarrollo para la gente”.

Y agregó: “Las principales amenazas para la monarca en América del Norte son la reducción del hábitat reproductivo en los Estados Unidos debido a la diminución del algodoncillo por el uso indiscriminado de herbicidas y el cambio de uso del suelo; la degradación forestal en los sitios de hibernación en México debida a la tala clandestina histórica y la caída de árboles; así como por las condiciones climáticas extremas en Canadá, Estados Unidos y México.”

Por su parte, Gloria Tavera Alonso, directora regional del Centro y Eje Neovolcánico de la Conanp, destacó: “A través del operativo de vigilancia permanente que se tiene con la Guardia Nacional desde 2016 en la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, se han realizado a la fecha mil 280 acciones tácticas operativas para disminuir los ilícitos ambientales en la zona. De igual manera, se continuó con la atención a los incendios forestales, plagas y enfermedades, con el propósito de mantener la salud de los ecosistemas forestales en la región.”

Mencionó que este año se lanzó el sello colectivo Mariposa Monarca, el cual está integrado por mujeres y hombres de cinco grupos comunitarios, y se publicaron un catálogo de productos y un sitio web para fortalecer la generación de empleos verdes en la Reserva.

“A través del Plan de Adaptación al Cambio Climático (PACC), se identificaron 11 medidas de adaptación para reducir la vulnerabilidad de los bosques donde cada año hibernan las colonias de mariposa monarca y actualmente se desarrollan proyectos de ganadería sustentable para disminuir los impactos en los ecosistemas”, finalizó Tavera.

Durante su intervención, Víctor Sánchez Cordero, investigador del Instituto de Biología, comentó: “El primer estudio sobre los cambios en la cobertura forestal en la región de la monarca se realizó en 1999, como base científica para el establecimiento de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, mientras que en 2003 se estableció la línea base en el monitoreo del cambio en la cobertura forestal de la zona núcleo de esta área natural protegida.

“Desde entonces se implementa un monitoreo periódico como base para la entrega de incentivos económicos para la conservación que el Fondo Monarca da a los dueños de los bosques de la zona núcleo, donde se encuentran los sitios prioritarios para la hibernación de esta especie en México.”

En esta labor de conservación ha intervenido esta alianza, así como el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como los gobiernos de Michoacán y el Estado de México, para impulsar la protección de los bosques de la Reserva Monarca a largo plazo y que gozan del beneficio del pago de servicios ambientales hidrológicos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Sergio Patgher, gerente de Marca y Responsabilidad Social de Telcel, recordó que de 2003 a la fecha la Alianza ha realizado labores para fortalecer el manejo forestal sustentable como la plantación de más de 14.9 millones de árboles en 13 mil 501 hectáreas de la región de la monarca, producto de 13 viveros comunitarios que generan 300 empleos, y se creó una red de 32 módulos de producción de hongo seta.

A consecuencia de esta gran labor, se ha contribuido al turismo sustentable en la región, así como a la formación, capacitación y equipamiento de 39 brigadas forestales y decenas de prestadores de servicios, quienes reciben a 100 mil personas en promedio durante los meses de hibernación.

La Reserva ofrece refugio a 132 especies de aves, 56 de mamíferos, 432 de plantas vasculares y 211 de hongos. Las cuencas de la región infiltran agua al Sistema Cutzamala para más de 4.1 millones de personas en la Ciudad de México y su zona metropolitana, a la vez que se genera oxígeno. Además de la experiencia única de observar mariposas durante su hibernación.

La Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como un Bien de Patrimonio Mundial Natural que protege 56 mil 259 hectáreas que incluyen 13 mil 551 de zona núcleo, entre Michoacán y el Estado de México, donde se encuentran los bosques prioritarios a los que llegan a hibernar las monarca (Danaus plexippus) después de viajar más de cuatro mil kilómetros desde Canadá y Estados Unidos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO