Legislación Ambiental

Toledo detalla política ambiental del nuevo gobierno a diputados

En el paso de 2018 a 2019, de los 37 mil millones que teníamos se pasó a 31 mil millones

Teorema Ambiental/Redacción

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor M. Toledo, sostuvo este miércoles una reunión con la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados para informales sobre el estado que guarda la dependencia y los temas prioritarios del sector.

Entre los principales temas que mencionó el titular de la política ambiental del país, destacó el énfasis que ha buscado establecer el gobierno de Andrés Manuel López Obrador al tema ambiental.

“La idea de lo ambiental tiene que ver con la defensa de la naturaleza en todas sus dimensiones y la protección del ambiente que van más ligados con procesos industriales urbanos. Un ministerio del ambiente hoy en día tendría que estar incluso, yo diría, que un gobierno con visión tendría que ir gradualmente colocando el tema ambiental, el tema de la defensa de la naturaleza como el tema principal porque estamos frente a una situación de emergencia, como vamos a ir mostrando”, señaló.

“En la división ecológica estamos viviendo también el momento de mayor peligro para el equilibrio ecológico del planeta. Los signos vitales del planeta nos indican el incremento del CO2, el incremento de la temperatura, el derretimiento sobre todo del Polo Norte, la masa antártica, el incremento del nivel del mar. Todos estos son datos duros que la investigación científica nos está aportando.

“Los últimos cuatro años han sido los años más calientes en toda la historia registrada por el ser humano; o sea, estamos en una situación de doble emergencia, en una situación de emergencia social y de una emergencia ecológica, expresada fundamentalmente por el cambio climático. La crisis global del clima implica desde incendios forestales. Volvimos otra vez a lo que ya había sucedido en el 97, 98, hoy con los incendios en la región amazónica”, mencionó como un panorama general del estado del planeta.

Y enfatizó que hay cinco fenómenos que no podemos eludir: Primero, la población humana pasará de siete mil y algo más de seres humanos hoy, a nueve mil millones. En este lapso de tres décadas va a aumentar la presión sobre el planeta en dos mil millones de nuevos seres humanos. Después, se acaba el petróleo, el gas y el carbón. Más de la mitad de los países que producen petróleo ya se están gastando la última mitad de lo que se llama el pico petrolero.

Y agregó: “a pesar de tantas reuniones internacionales no se han detenido los procesos de cambio climático en el mundo. Es muy preocupante, ya dijimos cuáles son los principales efectos. Esto provocará una crisis de los alimentos de aquí al 2050 porque se sigue insistiendo en querer producir alimento bajo los sistemas agroindustriales, a partir de petróleo, máquinas, pesticidas, herbicidas, variedades genéticamente modificadas y finalmente cultivos transgénicos. Por eso la opción es la agroecología”.

Finalmente, indicó que en ciudades como la capital del país está calculada una paralización del movimiento si no se arregla, porque aquí, como en todas las ciudades del mundo, somos víctimas de la industria automotriz que, además, acaba con la vida de un millón de seres cada año. “Cuando a mí me preguntan ¿Cuál es la tecnología más dañina que hay en el mundo? Son los autos. Cada año un millón de seres humanos mueren por accidentes automovilísticos. Bien, este es el contexto.”

Además mencionó la ocurrencia de 560 conflictos socio ambientales en todo el territorio, conflictos energéticos, en Oaxaca, Veracruz, Puebla, agresiones continuas a defensores ambientales, por lo que reiteró que el país está en un contexto de gran preocupación, porque además se enfrentan a daños ambientales provocados por la falta de aplicación de la ley en industrias contaminantes, y se han causado severos daños en zonas como río Atoyac, río Lerma, río Papaloapan, río Sonora, etc.

“No es posible que en nuestro país estemos viviendo esta situación, y esto fue producto del relajamiento que tuvo Semarnat y la política ambiental en los últimos 25, 30 años”, lamentó y señaló que la dependencia sufrió una caída, una pérdida del 56 por ciento, y en su presupuesto, entre 2015 y hoy en día, perdimos.

En el paso de 2018 a 2019, de los 37 mil millones que teníamos se pasó a 31 mil millones, y hubo un congelamiento por parte de Hacienda que nos dejó hoy en día con 28 mil millones de pesos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO