Energía

La energía nuclear no es solo devastación

Esta fuente no solo es benéfica económicamente, también genera empleos, ayuda a desarrollar proyectos educativos, reduce las nocivas emisiones de dióxido de carbono, entre otros

Teorema Ambiental/Redacción

La energía nuclear está constantemente estigmatizada sobre sus potenciales riesgos a la salud y el medio ambiente. La realidad es que su uso no solo puede traer una larga lista de beneficios económicos, ambientales e incluso humanitarios, de los que generalmente se habla muy poco, apuntó Lyubov Glebova, vicepresidenta del Comité del Consejo de la Federación Rusa sobre las Reglas de Procedimiento y la Gobernanza Parlamentaria.

Durante su participación en la discusión plenaria “Asociación global, éxito conjunto” en el X Foro Internacional sobre energía nuclear Atomexpo en Sochi, Rusia, Glebova indicó que la prioridad en el uso de esta fuente de energía es reducir las emisiones de dióxido de carbono que se producen por los métodos convencionales con combustibles fósiles.

nuclear-devastacion

En ese Foro, en el que países como Bolivia, Turquía, Egipto y Bielorrusia compartieron su experiencia en la industria nuclear, la funcionaria recordó que la tecnología en torno al poder nuclear no solo es utilizada para generar energía eléctrica, sino que también tiene importantes aplicaciones en la medicina, la agricultura, la producción industrial y el desarrollo sustentable, todo ello favorable al progreso y la prosperidad de cualquier población.

“La energía nuclear no solo es benéfica económicamente, también tiene muchos efectos humanitarios: genera empleos, ayuda a desarrollar proyectos educativos, reduce las nocivas emisiones de dióxido de carbono (CO2)”, agregó.

Al destacar este aspecto pocas veces abordado en el debate sobre la energía nuclear, Glebova aseguró que “la vida de la gente cambia cuando un gobierno decide usar energía nuclear. Su impacto es mucho más significativo que el solo generar energía eléctrica, pues mejora considerablemente, en múltiples aspectos, la vida de sus ciudadanos”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO