Ciencia y tecnología

Científicos aportan evidencia de un nuevo planeta gigante

Los investigadores de Instituto de Tecnología de California, le han bautizado como Planeta Nueve

planeta-9Estados Unidos.— La Sociedad Astronómica Americana ha aportado datos sobre la existencia de un planeta gigante en los confines del sistema solar.

El conocido astrónomo Michael Brown, descubridor de Eris y Sedna, también aportó junto con su colega Konstantin Batygin, las mejores evidencias que existen hasta ahora de la existencia de este nuevo planeta, por lo que este hallazgo está revolucionando a la comunidad científica internacional.

No se trata esta vez de pequeños mundos helados más allá de la órbita de Plutón, sino de un gran planeta que sería el noveno planeta de nuestro sistema solar.

El tamaño de este planeta sería comparable al de Neptuno. De confirmarse definitivamente su existencia, podría tratarse del escurridizo planeta que los astrónomos persiguen desde hace más de un siglo y que las personas han terminado por convertir en leyenda.

Los investigadores de Instituto de Tecnología de California, le han bautizado como Planeta Nueve. Tiene entre cinco y diez veces la masa de la Tierra, gira alrededor del Sol una vez cada 15 mil años y, aunque aún no lo han observado directamente, Michael Brown y Konstantin Batygin han deducido su existencia a partir de las órbitas de toda una serie de planetas enanos y otros objetos extremos de nuestro Sistema descubiertos recientemente.

Los científicos Brown y Batygin creen que el nuevo planeta pudo ser empujado lejos del Sol al espacio profundo hace miles de millones de años, como consecuencia de un cambio gravitatorio de Júpiter o Saturno.

Sin embargo, no es la primera vez que se anuncia el hallazgo del misterioso Planeta X, cuya búsqueda está plagada de errores y exageraciones, por lo que Brown y Batygin se han preparado contra la inevitable ola de escepticismo con una larga serie de datos y análisis orbitales de otros objetos distantes para defender su teoría.

Los astrónomos llegaron al descubrimiento del Planeta Nueve, por la agrupación de seis objetos previamente conocidos y cuyas órbitas se encuentran más allá de Neptuno. Según sus datos, solo hay un 0.007 por ciento de probabilidades (una entre 15 mil) de que esa agrupación se deba a una simple coincidencia.

Lo más probable es que un planeta con la masa de diez tierras esté guiando a los seis objetos en sus extrañas y peculiares órbitas elípticas, señalaron los astrónomos.

La investigación de Brown y Batygin no iba encaminada a descubrir un nuevo planeta, sino todo lo contrario, a demostrar que el Planeta Nueve no existía. Pero el trabajo de otros dos astrónomos, que descubrieron una inusual agrupación de pequeños mundos helados en una remota región del sistema solar, les hizo cambiar de idea.

En 2014, además, un estudio publicado en Nature por Scott Sheppard y Chad Trujillo, de la Institución Carnegie, apuntaba a la existencia potencial de un planeta gigante desconocido, uno cuya gravedad, precisamente, estuviera afectando a las órbitas de todos esos cuerpos más pequeños.

Fuente, imagen

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO