Cambio climático

UNAM prevé intensa temporada de huracanes

La intensidad de estos fenómenos climáticos se incrementará en los meses de julio a septiembre en el Pacífico, y en los meses de agosto a octubre en el Atlántico

Teorema Ambiental/Redacción

El cambio climático y la baja intensidad del fenómeno de El Niño, así como la intensa temporada de estiaje que hemos vivido durante la primavera provocarán huracanes de mayor intensidad para el presente verano, informaron investigadores de la UNAM, quienes trabajan en diseñar pronósticos exclusivos para las costas de México, en busca de acciones de prevención contra desastres ocurridos en el pasado (entre 2000 y 2006) que generaron daños de 425 mil millones de pesos.

Christian Domínguez Sarmiento, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), consideró que la mala gestión de riesgos y la falta de capacidad de respuesta son las causas que impiden reducir la intensidad de los desastres naturales en la región.

A ocho días del inicio de la temporada de ciclones, la especialista previó que la intensidad de estos fenómenos climáticos se incrementará en los meses de julio a septiembre en el Pacífico; y en los meses de agosto a octubre en el Atlántico.

La ubicación de México entre dos océanos ocasiona que el país sea impactado por ciclones tropicales cada año. En situación similar está Australia; mientras que en otros territorios, como Estados Unidos, solo pegan por un lado, precisó.

En promedio, cada temporada ocurren 12 ciclones tropicales en el Atlántico, y las zonas más afectadas de México son Veracruz y Yucatán. En el Pacífico se presentan cerca de 14 e impactan en la península de Baja California, Oaxaca y Guerrero.

En la temporada 2019, los ciclones se llamarán Alvin, Bárbara, Cosme y Dalila, en el océano Pacífico; y Andrea, Barry, Chantal, Dorian, en el Atlántico.

El CCA de la UNAM realiza pronósticos experimentales para anticipar la formación de los ciclones y su ubicación, con base en el pronóstico estacional, con meses de anticipación, y meteorológico, con días de anticipación, de ciclones tropicales para México y Centroamérica que realiza el National Hurricane Center de Estados Unidos. El estacional indica en dónde se gestarán, pero no por dónde entrarán.

Mientras tanto, la Secretaría de Marina (Semar) moviliza elementos a los puertos y salvaguarda sus embarcaciones. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) toma en cuenta la información para mantener su operatividad y resguardar sus instalaciones, al tiempo que Protección Civil utiliza los datos para emitir alertas y realizar evacuaciones.

Entre 2000 y 2006, México perdió 425 mil millones de pesos debido a desastres naturales, de los cuales, el 60 por ciento fueron principalmente causados por ciclones tropicales, según cifras del Centro Nacional de Prevención de Desastres.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO