Biodiversidad

Se acerca la apertura de la caza de focas en Canadá

Los ánimos están cada vez más caldeados en el golfo de San Lorenzo, a medida que se acerca el momento en el que centenares de pescadores canadienses empezarán la cacería anual de miles de focas en medio de las protestas de grupos de protección animal.

El Ministerio de Pesca canadiense anunció hoy que la caza de focas en el golfo de San Lorenzo comenzará a primeras horas de la mañana del sábado. Una segunda cacería tendrá lugar frente a las aguas de Terranova en abril.

En total, las autoridades canadienses permitirán que los pescadores cacen 325 mil focas, una cantidad ligeramente superior a la establecida en 2005. En los últimos tres años, alrededor de un millón de focas han sido cazadas casi exclusivamente para aprovechar su piel, que luego es vendida en mercados europeos y asiáticos.

La cuota permitida por Canadá ha sido duramente criticada por organizaciones como la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos (HSUS) o el Fondo Internacional de Bienestar Animal (IFAW), que consideran la caza comercial de focas como una práctica «cruel e inhumana».

Rebecca Aldworth, directora de Asuntos Canadienses de HSUS, señaló que la gestión de la población de focas en el Atlántico canadiense es un fracaso más de las autoridades pesqueras de ese país, que en el pasado han acabado con otros recursos de la región, como el bacalao.

Son afirmaciones de este tipo las que exasperan a Jim Winter, un antiguo periodista de Terranova que tras participar en la caza de focas en la década de 1970 se convirtió en el presidente de la asociación de cazadores de la provincia.

«El bacalao ha desaparecido porque en el año 1956 Gran Bretaña puso en el agua el Fair Trade One (el primer buque factoría) que podía pescar 24 horas al día. En 1965 había centenares de ellos en los Grandes Bancos. Los europeos nos han violado», señaló Winter.

Para los pescadores canadienses, como para el nuevo ministro de Pesca, Loyola Hearn, HSUS, IFAW y otras organizaciones sólo hacen campañas contra la caza de focas «por el dinero».

«Lo que hacemos a las focas es lo mismo que se hace en los mataderos. Las focas no son distintas que los ciervos. Sin ser cazados llegarían al mismo nivel de población que ahora», afirmó Winter, para quien la caza de focas es una pieza fundamental en el ingreso de miles de pescadores de la región.

Canadá afirma que la caza de focas en sus aguas es la cacería más regulada en todo el mundo y que hay estrictas normas sobre cómo los animales tienen que ser matados y despellejados.

Fuente: EFELos ánimos están cada vez más caldeados en el golfo de San Lorenzo, a medida que se acerca el momento en el que centenares de pescadores canadienses empezarán la cacería anual de miles de focas en medio de las protestas de grupos de protección animal.

El Ministerio de Pesca canadiense anunció hoy que la caza de focas en el golfo de San Lorenzo comenzará a primeras horas de la mañana del sábado. Una segunda cacería tendrá lugar frente a las aguas de Terranova en abril.

En total, las autoridades canadienses permitirán que los pescadores cacen 325 mil focas, una cantidad ligeramente superior a la establecida en 2005. En los últimos tres años, alrededor de un millón de focas han sido cazadas casi exclusivamente para aprovechar su piel, que luego es vendida en mercados europeos y asiáticos.

La cuota permitida por Canadá ha sido duramente criticada por organizaciones como la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos (HSUS) o el Fondo Internacional de Bienestar Animal (IFAW), que consideran la caza comercial de focas como una práctica «cruel e inhumana».

Rebecca Aldworth, directora de Asuntos Canadienses de HSUS, señaló que la gestión de la población de focas en el Atlántico canadiense es un fracaso más de las autoridades pesqueras de ese país, que en el pasado han acabado con otros recursos de la región, como el bacalao.

Son afirmaciones de este tipo las que exasperan a Jim Winter, un antiguo periodista de Terranova que tras participar en la caza de focas en la década de 1970 se convirtió en el presidente de la asociación de cazadores de la provincia.

«El bacalao ha desaparecido porque en el año 1956 Gran Bretaña puso en el agua el Fair Trade One (el primer buque factoría) que podía pescar 24 horas al día. En 1965 había centenares de ellos en los Grandes Bancos. Los europeos nos han violado», señaló Winter.

Para los pescadores canadienses, como para el nuevo ministro de Pesca, Loyola Hearn, HSUS, IFAW y otras organizaciones sólo hacen campañas contra la caza de focas «por el dinero».

«Lo que hacemos a las focas es lo mismo que se hace en los mataderos. Las focas no son distintas que los ciervos. Sin ser cazados llegarían al mismo nivel de población que ahora», afirmó Winter, para quien la caza de focas es una pieza fundamental en el ingreso de miles de pescadores de la región.

Canadá afirma que la caza de focas en sus aguas es la cacería más regulada en todo el mundo y que hay estrictas normas sobre cómo los animales tienen que ser matados y despellejados.

Fuente: EFE

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO