Agua

Transición hídrica para poner al agua como pilar del bienestar: Semarnat

De los 560 conflictos ambientales detectados por la Secretaría, 86 son relacionados con la contaminación de cuerpos de agua por descargas residuales de la industria

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 12 de agosto de 2020.— El cambio de la política hídrica forma parte de las siete transiciones ambientales que impulsa la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para permitir que el Estado pueda cumplir nuevamente con su función esencial de velar por el bienestar general de toda la población.

Por ello, la dependencia federal incluyó este tema en su Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, en su Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Promarnat) 2019-2024, que tiene los siguientes objetivos particulares:

  • Establecer al agua como pilar de bienestar, manejada por instituciones transparentes, confiables, eficientes y eficaces que velen por un medio ambiente sano y donde una sociedad participativa se involucre en su gestión.
  • Generar un entorno libre de contaminación del agua, el aire y el suelo que contribuya al ejercicio pleno del derecho a un medio ambiente sano.

De acuerdo con la Semarnat, la transición hídrica considera aspectos como:

  1. Derecho humano al agua;
  2. Justicia hídrica;
  3. Huella hídrica;
  4. Manejo integral del agua;
  5. Nueva ley de agua;
  6. Gestión democrática del agua;
  7. Rescate de ríos y cuerpos de agua, y
  8. Rescate y regeneración ecológica de cuencas hidrológicas en ciudades y comunidades.

Al conseguir mejoras en estos aspectos los mexicanos podrán tener un mejor acceso al agua de calidad, disponibilidad y cantidad para asegurar su bienestar y el de las generaciones futuras, así como sanear ríos y fuentes de agua y utilizar nuevas tecnologías para la captación de agua de lluvia y saneamiento de aguas residuales.

A partir de junio de 2019, la dependencia ha reportado más de 560 conflictos ambientales, de los cuales 86 son relacionados con la contaminación de cuerpos de agua por descargas residuales de la industria. Por ello, las autoridades se han acercado a las poblaciones afectadas en coordinación con la Secretaría de Salud y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para atender las seis regiones más contaminadas del país.

“En estos espacios la situación hídrica es devastadora, por lo que se avanza en la construcción del programa nacional de restauración de cuencas y salud socioambiental”, señala la dependencia federal. “Por ello, este gobierno está obligado a declarar la contaminación de los ríos y otros cuerpos de agua como una emergencia ambiental y sanitaria de alta prioridad.”

“Se trata de una política de emergencia para la restauración y el cuidado de la vida. Una política de restauración y cuidado de los elementos vitales que los mexicanos requerimos día con día como un derecho humano esencial: aire respirable, agua para todos, energía alternativa, no fósil; alimentos sanos, hábitats sanos, reciclaje de desechos, hogares sustentables, ciudades ordenadas”, finaliza la Semarnat.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO