Agua

Plantean captar agua de lluvia en escuelas públicas de nivel básico

Ante el cambio climático y la poca disponibilidad, la vulnerabilidad de México es alta, por eso es necesaria la sensibilidad de políticos y educadores con el fin de realizar labores en favor del cuidado de los recursos naturales

México, D.F.— Ante la escasez y desperdicio de agua en el valle de México, la académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, Mariana González Zamora, propuso instalar un programa de captación de lluvia en escuelas públicas de educación básica.

Como parte de un proyecto de investigación, la urbanista realizó una encuesta en 30 primarias y secundarias, lo que determinó cómo se sensibiliza a los niños respecto al uso del líquido, pero los resultados fueron desalentadores pues no hay conciencia para cuidarlo, lamentó.

González Zamora se centró en el municipio de Naucalpan, en donde existen 234 primarias y 63 secundarias públicas que no pagan su consumo de agua, sin embargo, se les dota regularmente para que no les falte a los casi 75 mil alumnos, dijo.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la académica señaló que el bando municipal es el instrumento legal idóneo para establecer estas acciones.

“Servirá para predicar con el ejemplo e integrar tareas concretas encaminadas a disminuir el desperdicio en instituciones que cuentan con el espacio y el clima propicio a nivel local y nacional”, expuso González Zamora.

Además, hay mecanismos para financiar la instalación y operación en las escuelas, con programas federales que deben solicitar los gobiernos, con ello, se emplearían recursos previstos en las legislaciones para que las administraciones de los tres niveles sumen acciones, abundó.

La voluntad política es uno de los ingredientes esenciales para concretar este escenario, sin embargo, “la propuesta es ecuánime y podría evitar el mal uso de agua”, subrayó.

También serviría, aseveró, para que ese líquido que hoy se destina a las escuelas, se envíe a las colonias en donde también es escaso.

Ante el cambio climático y la poca disponibilidad, la vulnerabilidad de México es alta, por eso es necesaria la sensibilidad de políticos y educadores con el fin de realizar labores en favor del cuidado de los recursos naturales.

Hay distintos métodos de captación que se pueden emplear y dispositivos económicos que podrían adaptarse a las necesidades de cada una de las escuelas, resaltó.

Fuente: La Jornada

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO