Energía

Petróleo: precios en un sube y baja

Más allá del nerviosismo actual del mercado, el escenario sigue siendo alcista

Ciudad de México, 2 de abril de 2021.— El mercado del petróleo se parece a un sube y baja en estos días, ya que los precios cambian bruscamente. El bloqueo en el Canal de Suez domina los titulares, pero el incidente es ruido de corto plazo, no un impacto fundamental duradero. Más allá del nerviosismo actual del mercado, el escenario sigue siendo alcista. El estímulo y las vacunas deberían provocar un repunte en la demanda de petróleo, mientras que las naciones petroleras parecen apretar demasiado los suministros, consideró Norbert Rücker, director de economía e investigación de Next Generation en Julius Baer.

El ciclo del petróleo está avanzado, pero debería quedar algo de impulso para los próximos meses, aunque el mercado se mueve en sobresaltos, tras la liquidación de esta semana los precios del petróleo rebotaron bruscamente ayer. Estos movimientos de precios parecen estar impulsados por los flujos y no por los fundamentos, y reflejan un mercado que desahogó algo de presión. El estado de ánimo se había extendido, pero no sobre extendido ni sobrecalentado, y la consolidación probablemente se vio amplificada por la toma de ganancias de algunos participantes del mercado.

El tema del día es, por supuesto, el bloqueo del Canal de Suez. El pasaje es uno de los cuellos de botella del comercio mundial que representa aproximadamente entre 10 y 15 por ciento de los flujos marítimos de petróleo y productos derivados del petróleo. Dicho esto, creemos que el incidente solo genera ruido en el mercado y no debería tener un impacto fundamental duradero. Por lo general, incidentes similares duran días en lugar de semanas. Los transportadores de crudo más grandes y completamente cargados tienden a evitar el canal debido a su tamaño, por lo que se produciría un cambio de ruta si el bloqueo persistiera.

Europa, como la región más afectada en términos relativos debido a las importaciones de Oriente Medio, de todos modos, experimenta un lento crecimiento de la demanda y tendría acceso a fuentes alternativas de suministro si fuera necesario. Más allá del ruido y la volatilidad actuales, vemos que los precios del petróleo superarán los 70 dólares por barril hacia mediados de año. La demanda debería recuperarse de cara al verano, ya que el progreso de los estímulos fiscales y la vacunación desatarán la actividad de ocio y viajes. Al mismo tiempo, las naciones petroleras parecen estar dispuestas a limitar los suministros durante más tiempo del necesario.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO