¿Estudias o tienes más de 65 años o alguna discapacidad permanente? Recuerda que los programas sociales avalados en el Senado están diseñados para ti.
Desarrollo Urbano

Sedema transforma zona biocultural Claussell en Tercera Sección del Bosque de Chapultepec

  • En este espacio se observaba una mayor población de eucaliptos; pero, tras la intervención, actualmente se percibe el resurgimiento de la dalia

Teorema Ambiental/Redacción

Como parte de la restauración ambiental que la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México realiza en la 3ª Sección del Bosque de Chapultepec, se intervinieron la zona biocultural Claussell y la subzona cultural sur, mediante la técnica agroforestal conocida como islas (o nidos) de fertilidad, y con la siembra de especies nativas de árboles y otro tipo de plantas.

Marina Robles García, titular de la Sedema, resaltó el nivel de transformación que se ha logrado en el Bosque de Chapultepec, destacando el nivel de la biodiversidad con la introducción de diversidad de plantas nativas.

Acompañada de Mónica Pacheco Skidmore y de Martín Aguilar Cervantes, directora ejecutiva y subdirector técnico del Bosque de Chapultepec, respectivamente, Robles García dijo que la intención es que este bosque urbano —galardonado en 2019 con el Premio Internacional de Parques Urbanos, por la World Urban Parks— sea “cada vez más rico en biodiversidad, es decir, mucho más bosque”.

Aguilar Cervantes aseguró que la transformación en esta zona de la 3ª Sección del Bosque de Chapultepec es muy notoria, ya que, anteriormente, estaba cubierta solo de eucaliptos y en la actualidad hay diversidad de árboles y otro tipo de plantas nativas.

“Se ha realizado un trabajo paulatino, con un recambio de vegetación, mediante la introducción de más de 108 individuos por hectárea y con una mezcla de alrededor de unas 80 o 90 especies forestales, arbustivas y herbáceas, para enriquecer esos tres estratos en dicho espacio”, explicó.

En esta zona, ubicada en la calle Joaquín Claussell y en la avenida Zaragoza, se crearon islas de fertilidad y se usó la técnica de agroforestería, la cual permitió desarrollar un proceso de restauración de la estructura del bosque.

El retiro de arbolado muerto en pie es una de las prácticas regulares del mantenimiento del Bosque de Chapultepec, así como el astillado del material seco y su incorporación para el mejoramiento del suelo.

Mónica Pacheco Skidmore agradeció el apoyo, el trabajo y la aceptación de las y los vecinos para lograr esta transformación: “La intervención fue muy bien recibida, ahora los visitantes vienen a hacer sus caminatas matutinas y disfrutan más el bosque. En el marco del Proyecto Chapultepec: Naturaleza y Cultura del Gobierno de México atendimos esta tercera sección, cuyas mejoras han sido bienvenidas porque redundaron en un mayor disfrute de los vecinos de la zona y de los visitantes nacionales e internacionales.”

Finalmente, las autoridades de Sedema invitaron a la ciudadanía a recorrer la zona para gozar de su belleza y conocer la intensa rehabilitación a la que fue sometida y que presume, como uno de los principales logros, el resurgimiento de la dalia, la flor nacional de México.

Fotografía: Sedema

Suscríbete al Boletín

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO