Ciencia y tecnología

Reúso de agua puede atender hasta 40 por ciento de demanda anual

La clave para atender la falta de agua en México se centra en la utilización de diversas tecnologías disponibles

Ciudad de México, 14 de junio de 2021.— Las tecnologías actuales disponibles para el reúso del agua, tanto para el tratamiento de aguas residuales industriales como residenciales, tienen el potencial de aliviar la demanda de agua en un 40 por ciento al año. Por ejemplo, en el caso de aguas negras que transportan un alto grado de contaminantes, la técnica conocida como “Zero Liquid Discharge” (ZLD) por medio de tecnologías como evaporación y cristalización, se puede alcanzar hasta un 98 por ciento de reutilización del agua.

La procedencia del agua en México es aproximadamente en un 60 por ciento de agua de superficie (lagos, ríos, pantanos, etc.) y el 40 por ciento restante de agua subterránea (mantos acuíferos y pozos) y la mayor parte de ello depende de las precipitaciones, pero en épocas de sequía en México como la que estamos viviendo, entre otros por el efecto de La Niña, el reúso del agua se convierte en una necesidad inevitable. De toda esa agua dulce disponible, según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a fecha de 2019, en México el 75 por ciento del agua tiene fines agrícolas, 15 por ciento para abastecimiento público, 5 por ciento en industria y 5 por ciento en generación de electricidad.

Cada vez está más claro que la recuperación de las aguas residuales, su tratamiento y reúso son clave para la sostenibilidad del ciclo de consumo y reposición del agua. Desde hace más de 30 años se han desarrollado múltiples tecnologías necesarias para aprovechar las aguas residuales y tratarlas para el abastecimiento, el riego y para diferentes usos industriales. La situación actual nos fuerza a ir más allá de lo convencional y aprovechar los procesos disponibles para la recuperación del agua.

“La situación de sequía agravada por el poco reúso del agua, ponen a México en una situación muy delicada, sin embargo, existen soluciones tecnológicas disponibles en nuestro país para paliar de forma muy efectiva este problema”, afirmó Juan Pablo Rodríguez, director de ventas para sistemas de ingeniería de SUEZ WTS. “Por nuestra parte en SUEZ ya trabajamos aplicando estas tecnologías de manera muy exitosa en diversos complejos industriales y zonas residenciales en Xochimilco (CDMX), el Bosque de Chapultepec (CDMX), San Luis Potosí, Chihuahua, Querétaro, Monterrey, Saltillo y Tijuana, entre otras.”

¿Qué tecnologías podemos encontrar en México?

La Ultrafiltración (UF) es generalmente el primer paso en la recuperación de aguas residuales para el reúso en diversas aplicaciones. Este sistema de membranas proporciona una barrera física contra los sólidos en suspensión y agentes patógenos, lo que permite cumplir sistemáticamente con estrictos requisitos de calidad. Además, es uno de los mejores pretratamientos.

La tecnología de Biorreactores de Membrana (MBR) sigue siendo una pieza fundamental para el reúso. Es una tecnología altamente rentable para producir un efluente de alta calidad, ideal para alimentar procesos industriales posteriores. Su eficiencia energética y reducida necesidad de espacio favorece la modernización de plantas existentes.

La ósmosis inversa (OI) suele formar parte del tren tecnológico del reúso de agua debido a su eficacia para eliminar las sales disueltas en el agua y contaminantes inorgánicos.

La electrodiálisis inversa (EDR) está adquiriendo protagonismo como una gran opción para eliminar sólidos disueltos totales antes de su reutilización. Ofrece el menor consumo de energía y la mayor recuperación.

Asimismo, vemos un aumento en el uso de tecnologías de ozono y tratamiento biológico como una combinación poderosa frente a trazas de componentes químicos y en el caso de aguas más complejas, el concepto de ZLD mediante el uso de tecnologías como evaporación y cristalización, se puede alcanzar hasta un 98 por ciento de reutilización del agua.

La tecnología puede combinarse para alcanzar objetivos específicos de reutilización del agua en función de la fuente, la calidad y cantidad deseada. De nosotros depende ayudar a las ciudades e industrias a cumplir sus objetivos de desarrollo sostenible e impulsar la rueda de la economía circular.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO