Tendencias

Senador Monreal ve resultados positivos para Morena

Resultados de la elección en CDMX son una llamada de atención, pero el movimiento se consolida en el país

Ricardo Monreal presentó su balance de este domingo: el primer gobierno de izquierda pasó la prueba de las elecciones en México; y, sin triunfalismos anticipados ni lamentaciones lapidarias, Morena se consolidó en el país, pero los resultados de la capital y del Estado de México son una llamada de atención para el movimiento.

El líder de la mayoría legislativa en el Senado conversó con la prensa, ya con los resultados preliminares a mano. – ¿Mario Delgado hizo bien su trabajo como presidente de Morena o ve que le faltó liderazgo?, le cuestionaron en la conferencia.

Tranquilo, mesurado, Ricardo Monreal presentó los datos: a pesar de ser un partido de reciente creación, Morena se consolidó en todo el país, pues se fortaleció en el norte de México y el sur de país, donde obtuvo resultados extraordinarios en al menos nueve gubernaturas, que oscilan entre 10 y 26 por ciento de diferencia con su más cercano competidor.

“Nosotros estamos tranquilos, porque luego de 15 meses de emergencia sanitaria y de la presencia de la Covid-19, con una situación económica y social difícil, sin haber adquirido deuda y con creciente polarización, los resultados son positivos y por esa razón no veo que haya derrota alguna para Morena”.

No obstante que el ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no apareció en las boletas, el movimiento obtuvo 34.05 por ciento de los votos, sólo 3.19 por ciento menos de lo que alcanzó en 2018, cuando registró 37.24 por ciento.

Creemos que es un resultado favorable el haber obtenido, hasta el momento, 184 distritos entre los tres partidos que conforman la coalición, más la representación proporcional que falta por asignar, con lo que le corresponderían entre 270 y 280 escaños y le darían la mayoría en la Cámara de Diputados.

Únicamente hay una diferencia de tres puntos porcentuales, respecto a la votación del 2018, lo cual no representa una derrota si se tiene en cuenta que se logró la consolidación del movimiento en el norte del país y se refrendó el apoyo en el sur.

Tenemos, particularmente, una llamada de atención en 12 distritos de la Ciudad de México y 17 del Estado de México, pues son los que hacen la diferencia respecto a los comicios del 2018.

El legislador indicó que no hay porque pedir la renuncia del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, pues consideró que es momento para la unidad, la cohesión y la reflexión profunda.

Pero pese a la intensa polarización, insistió, la jornada electoral se llevó a cabo de manera civilizada y en paz, además de que registró una alta participación ciudadana, algo inédito para una elección intermedia.

Ricardo Monreal, incluso, cerró el paso a las versiones infundadas en las que se advertían visos antidemocráticos y la intervención del Gobierno Federal en la contienda. Los observadores internacionales, incluida la Organización de los Estados Americanos y la embajada de Estados Unidos, agregó Monreal, reconocieron que el balance de los comicios resultó positivo.

Reconoció que se presentaron una cantidad mínima de incidentes, pero no opacaron la jornada y, sobre todo, el Ejecutivo fue respetuoso del proceso electoral y hubo un voto libre y real.

Por primera vez, dijo el coordinador de Morena, no hubo ninguna denuncia en contra del Gobierno, como se hacía en el pasado por la compra de votos, el uso de recursos públicos, amenazas y operativos de “mapaches, ratón loco y de carrusel”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO