Sostenibilidad

Residuos reciclables secos y envases ligeros: el desafío de la clasificación

Stadler ha adquirido una amplia experiencia y conocimientos para desarrollar instalaciones de alto rendimiento que resulten idóneas para cada tipo de material

Altshausen, Alemania, 7 de septiembre de 2021.— El sector del reciclaje y la eliminación de residuos están experimentando una gran evolución y un crecimiento constante tanto en volumen como en complejidad. Se han introducido nuevas regulaciones, políticas y objetivos en todo el mundo para abordar los problemas globales en relación a la gestión de residuos.

Diferentes países han adoptado diversos enfoques para recolectar y separar materiales reciclables mixtos secos y envases ligeros con el fin de reducir la cantidad de materiales que acaban en el vertedero. La composición y densidad de estos residuos cambia constantemente, con una proporción cada vez mayor de film y bandejas de plástico.

Al mismo tiempo, la industria del reciclaje exige altos niveles de pureza de las fracciones clasificadas para que sus productos finales reciclados puedan competir con los materiales vírgenes en el mercado. Estos factores están impulsando la demanda de plantas de clasificación capaces de procesar múltiples materiales de manera flexible y, a la vez, ofrecer elevados índices de pureza y de calidad constante.

Un correcto desarrollo de plantas de clasificación para materiales reciclables mixtos secos y envases ligeros requiere un enfoque flexible y personalizado, combinado con un profundo conocimiento sobre cómo afecta la variedad en la composición de los residuos al proceso de clasificación. Stadler destaca en este aspecto, ya que se ha involucrado desde el principio en el diseño de las primeras plantas de este tipo y ha desarrollado numerosas instalaciones en todo el mundo.

Consideraciones a la hora de diseñar las líneas: composición del material de entrada

La composición de los residuos que llegan a las plantas de clasificación puede variar en función de diferentes factores, comenzando por la forma en que se recogen y separan. Los materiales reciclables mixtos secos pueden incluir papel y cartón, envases de plástico, metales férricos, no férricos y film, además de envases de bebidas de cartón o vidrio que se pueden recoger por separado. Los sistemas de recogida en diversos puntos suelen generar desechos más limpios que la recogida de residuos habitual. La forma en que las autoridades locales cobran por la recogida de residuos sólidos urbanos puede afectar en la cantidad de personas que clasifican sus residuos para reciclarlos. Además, la diferencia demográfica entre las zonas rurales y urbanas provoca variaciones en la composición, e incluso se puede dar lugar a fluctuaciones de residuos que son estacionales.

“Al desarrollar una planta de clasificación para materiales reciclables mixtos secos y envases ligeros, la composición de los residuos es una consideración clave”, afirma Jürgen Berger, director de Ventas Internacionales de Stadler. “Por ejemplo, el contenido de film y papel mezclado con el material de reciclaje mixto seco en el Reino Unido requiere un procesamiento más complejo. Si se incluye vidrio, es necesario retirarlo en las primeras etapas para proteger el proceso”, agrega.

Gestionar procesos de clasificación cada vez más complejos

La introducción de nuevos objetivos europeos de reciclaje está impulsando cambios en la forma en que se recogen los residuos. En Bélgica, se tomó la decisión de ampliar la recogida de las conocidas bolsas azules, destinadas inicialmente a residuos, a todo tipo de envases. De esta forma se incluían en este proceso la totalidad de envases de plástico. Como resultado, la planta de clasificación en Willebroek operada por Indaver, proveedor de soluciones de gestión de residuos sostenibles, puede procesar volúmenes mayores y gestionar procesos de clasificación cada vez más complejos al incluir más materiales.

La empresa decidió invertir en una nueva instalación tres veces más grande que la anterior. Decidieron recurrir a Stadler para el diseño de una planta con la capacidad necesaria para gestionar una clasificación más compleja: “Llevar a cabo el proyecto de la mano de Stadler nos dio la seguridad en que finalmente obtendríamos una instalación de primera calidad con tecnología vanguardista. Supimos desde el principio que el proyecto estaría en buenas manos y que trabajar con Stadler nos garantizaría empezar lo antes posible”, afirma Eline Meyvis, ingeniera de proyectos de la planta de clasificación de Indaver.

Un enfoque flexible adaptado al cliente

Stadler ha desarrollado su amplia experiencia bajo un enfoque altamente flexible en función de cada proyecto, desarrollando soluciones adaptadas a los requisitos de cada cliente.

Silvio Urias Pereira, director general de la empresa brasileña de gestión de residuos Flacipel Comércio de Aparas e Sucatas Ltda, perteneciente al Grupo Multilixo, descubrió que esto era realmente así cuando Stadler diseñó una nueva planta de clasificación de material reciclable seco: “Stadler trabaja muy de cerca con el cliente. Nos acompañaron durante toda la fase de adaptación y formación para la correcta gestión de la producción y el mantenimiento. Su personal técnico tiene un conocimiento integral tanto de la planta como de los materiales, por lo que la combinación de ambos logra alcanzar la excelencia.”

La planta procesa una entrada de material muy heterogénea, que pasa por una preclasificación que utiliza un separador balístico Stadler PPK2000 al final de la línea. Continúa con un abrebolsas, dos separadores balísticos Stadler STT5000, dos separadores magnéticos, nueve clasificadores ópticos, un separador de inducción y un sistema de aspiración.

Flexibilidad en el proceso de diseño y en la entrega

“A la hora de diseñar y construir una planta para materiales reciclables mixtos secos y envases ligeros los desafíos principales son las variaciones en la composición del material, el tipo de envases y los requisitos de pureza, ya que afectan a la calidad y recuperación de los productos”, explica Jürgen Berger. “Estos cambios pueden ocurrir entre la fase de diseño y la puesta en marcha de la planta, por lo que estos riesgos deben tenerse siempre en cuenta. En Stadler tenemos experiencia en solucionar estos problemas integrando flexibilidad y capacidad de reserva en nuestro diseño.”

Satisfacer la creciente demanda de reciclaje

La necesidad de abordar el problema global de la gestión de residuos y trabajar para una correcta transición hacia una economía circular están impulsando un amplio crecimiento en el sector del reciclaje. Como resultado, Stadler ha observado un aumento en la demanda de nuevas plantas de clasificación, así como mejoras y ampliaciones de las instalaciones existentes.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO