Etanol
Contaminación

Etanol como oxigenante en gasolina, solución para mejorar aire en CDMX

Emplear etanol al 10 por ciento (E10) reduce más del 30 por ciento la emisión de partículas finas de 2.5 micras

Ciudad de México, 23 de junio de 2021.— “La mezcla del etanol al 10 por ciento (E10) como oxigenante en las gasolinas podría mejorar la calidad del aire en la Ciudad de México al reducir más del 30 por ciento la emisión de partículas menores a 2.5 micras (PM2.5 µg/m³), responsables de la hospitalización y/o muerte prematura por enfermedades cardiorrespiratorias y pulmonares en la Ciudad de México”, comentó Galo Galeana, investigador y consultor en energía y medio ambiente.

El etanol es un biocombustible que se obtiene de la fermentación de los excedentes de la caña de azúcar, sorgo, entre otros productos agrícolas. Actualmente se emplea en más de 70 países entre los que se encuentran Brasil, Colombia, Canadá, Inglaterra, China, Costa Rica y Bolivia, entre otros.

Uno de los responsables por la alta concentración de PM2.5 en la Ciudad de México (diez veces mayor a lo recomendado por la Organización Mundial de Salud [OMS]) es el éter metil tert-butílico (MTBE, por sus siglas en inglés). Este compuesto químico, fósil, se usa actualmente para oxigenar las gasolinas que emplean los millones de automóviles que circulan en la República Mexicana.

El uso del MTBE está prohibido en Estados Unidos y en la Unión Europea porque no solo contamina el aire, sino también los mantos acuíferos. “El etanol, por su parte, aporta mayor octanaje, y al ser un producto de origen orgánico, reduce sustancialmente la presencia de aromáticos y olefinas en la gasolina base; que son más contaminantes y tóxicos”, destacó Galeana.

Además, el uso de 10 por ciento de etanol en las gasolinas abona a los compromisos que hizo México para 2030 en el Acuerdo de París, contribuyendo a la reducción de gases de efecto invernadero.

En resumen, México tiene la oportunidad histórica de desarrollar gasolinas más amigables con el medio ambiente, mejorar la salud de las personas y la economía. Ahora, está en manos de las autoridades energéticas competentes autorizar y regular el uso de este biocombustible en un porcentaje mínimo de 10 por ciento en todo el país, y además, propiciar la libre competencia en oxigenantes de gasolina.

Costo-beneficio y medio ambiente

Recientemente, la consultora independiente Turner Mason & Co. realizó un estudio sobre el costo-beneficio de emplear el E10 en México, del cual, se pueden rescatar los siguientes puntos relacionados con el medio ambiente:

Mejora la calidad del aire y disminuye los riesgos a la salud por la combustión de gasolinas.

Dicha mezcla reduciría de manera inmediata por lo menos 4.1 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el ámbito nacional. Una sola medida de política pública tendría un efecto significativo en el cumplimiento de la meta de reducción comprometida por México de 48 millones de toneladas de CO2 para 2030.

El uso de etanol genera impactos positivos en el marco de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas:

  • Empleos en zonas rurales
  • Mejor calidad de aire (fuentes de energía limpias y de buen costo)
  • Avance tecnológico en el país
  • Reducción de gases de efecto invernadero

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO