El Senado de México - ¿Sabías que?
Equinix está logrando un progreso constante en la eficiencia energética de sus centros de datos según las mediciones de PUE (inset).
Equinix está logrando un progreso constante en la eficiencia energética de sus centros de datos según las mediciones de PUE (inset).
Ciencia y tecnología

Enfriamiento líquido de Nvidia brindará nueva GPU de servidores

La GPU Nvidia A100 PCIe con enfriamiento líquido es el primer modelo de una línea de GPU para servidores convencionales que responde a la demanda de centros de datos verdes de alto rendimiento

Ciudad de México, 13 de junio de 2022.— La refrigeración líquida es el siguiente paso en la computación acelerada para las GPU (Unidad de Procesamiento Gráfico), refrigeradas por aire de Nvidia, que ya ofrecen hasta 20 veces más eficiencia energética en trabajos de inteligencia artificial y computación de alto rendimiento que las CPU (Unidad Central de Procesamiento).

Con el fin de colaborar en el esfuerzo mundial por detener el cambio climático, Zac Smith forma parte de un movimiento creciente para construir centros de datos que brinden alto rendimiento y eficiencia energética. Zac es el jefe de infraestructura de edge de Equinix, un proveedor de servicios global que administra más de 240 centros de datos y que se ha comprometido en ser el primero de su sector en generar un efecto neutro para el clima.

“Tenemos diez mil clientes que cuentan con nosotros para obtener ayuda en este proceso. Exigen más datos y más inteligencia, a menudo con IA, y lo quieren de una manera sustentable”, dijo Smith.

Lograr el progreso en la eficiencia

Hasta abril, Equinix emitió cuatro mil 900 millones de dólares en bonos verdes, los cuales son instrumentos de nivel de inversión que aplicará para reducir el impacto ambiental mediante la optimización de la eficacia del uso de energía (PUE), una métrica de la industria sobre la cantidad de la energía utilizada por un centro de datos que se destina directamente a las tareas de computación.

Los operadores de centros de datos intentan llevar ese índice cada vez más cerca del ideal de 1.0 PUE. Las instalaciones de Equinix tienen un promedio de 1.48 PUE en la actualidad, mientras que sus mejores centros de datos nuevos logran menos de 1.2.

Equinix está logrando un progreso constante en la eficiencia energética de sus centros de datos según las mediciones de PUE (inset).

En otro paso hacia adelante, Equinix abrió en enero una instalación dedicada a buscar avances en la eficiencia energética. Una parte de ese trabajo se centra en el enfriamiento líquido, nacido en la era del mainframe y que está madurando en la era de la IA. Ahora se usa ampliamente en las supercomputadoras más rápidas del mundo, en una forma moderna llamada enfriamiento directo del chip.

Eficiencia mediante la aceleración

Si se cambiaran todos los servidores solo de CPU que ejecutan IA en todo el mundo por sistemas acelerados por GPU, se podrían ahorrar nada menos que 11 billones de vatios-hora de energía al año. Eso equivale a ahorrar la energía que consumen 1.5 millones de hogares en un año.

Nvidia aumenta sus esfuerzos de sostenibilidad con el lanzamiento de la primera GPU PCIe para centros de datos que utiliza refrigeración directa del chip. Equinix califica a la GPU A100 80GB PCIe con enfriamiento líquido para usarla en sus centros de datos a finales de este año como parte de un enfoque integral para lograr el enfriamiento sostenible y la captura de calor. Las GPU ya están disponibles como muestras y estarán disponibles de forma general este verano.

Ahorrar agua y energía

“Esta es la primera GPU con enfriamiento líquido que se presentó en nuestro laboratorio. Esto es emocionante para nosotros porque nuestros clientes buscan formas sustentables de aprovechar la IA”, comentó Smith.

El objetivo de los operadores de centros de datos es eliminar las refrigeradoras que evaporan millones de galones de agua al año para enfriar el aire dentro de los centros de datos. El enfriamiento líquido promete sistemas que reciclen pequeñas cantidades de fluidos en sistemas cerrados y que estén centrados en los puntos calientes clave. “Convertiremos un desperdicio en un recurso”, afirmó Zac Smith.

Mismo rendimiento, menos energía

En pruebas separadas, tanto Equinix como Nvidia descubrieron que un centro de datos que usaba enfriamiento líquido podía ejecutar las mismas cargas de trabajo que una instalación de enfriamiento por aire con un 30 por ciento menos de energía. Nvidia estima que el centro de datos con enfriamiento líquido podría llegar a 1.15 PUE, muy por debajo del 1.6 de su par con enfriamiento por aire.

Los centros de datos con enfriamiento líquido también pueden lograr el doble de computación en el mismo espacio. Esto se debe a que las GPU A100 usan solo una ranura PCIe mientras que las GPU A100 con enfriamiento por aire necesitan dos.

Nvidia nota un ahorro de energía y ganancias de densidad con el enfriamiento líquido.

Al menos una docena de fabricantes de sistemas planean incorporar estas GPU a sus ofertas a finales de este año. Entre ellos se encuentran ASUS, ASRock Rack, Foxconn Industrial Internet, GIGABYTE, H3C, Inspur, Inventec, Nettrix, QCT, Supermicro, Wiwynn y xFusion.

Una tendencia global

Las regulaciones que establecen normas de eficiencia energética están pendientes en Asia, Europa y Estados Unidos. Eso también motiva a los bancos y otros grandes operadores de centros a evaluar el enfriamiento líquido. Además, la tecnología no se limita a los centros de datos. Los automóviles y otros sistemas la necesitan para enfriar los sistemas de alto rendimiento integrados dentro de espacios confinados.

El camino hacia la sustentabilidad

“Este es el comienzo de un viaje”, dijo Smith sobre el debut de los aceleradores convencionales con enfriamiento líquido. De hecho, Nvidia lanzará una nueva versión de la tarjeta A100 PCIe el próximo año utilizando la GPU H100 Tensor Core basada en la arquitectura Nvidia Hopper. Planeamos respaldar el enfriamiento líquido en nuestras GPU para centros de datos de alto rendimiento y nuestras plataformas Nvidia HGX para el futuro predecible.

A fin de acelerar la adopción, las GPU actuales con enfriamiento líquido ofrecen el mismo rendimiento con menos energía. En el futuro, esperamos que estas tarjetas ofrezcan una opción para obtener más rendimiento con la misma energía, algo que los usuarios quieren. “La medición de vatios por sí sola no es relevante, el rendimiento que obtienes para el impacto de carbono que logras tiene que ser nuestro objetivo”, concluyó Zac Smith.

Fotografías cortesía de Nvidia

Suscríbete al Boletín

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO