Transporte

Una de cada 4 escaleras del Metro no funciona a causa de los meones

Con una inversión de 270 millones de pesos, provenientes de fondos del gobierno federal, se arreglarán 55 escaleras eléctricas, 25 al cierre de 2020 y 30 al finalizar 2021

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 16 de enero de 2020.— El 25 por ciento de las escaleras eléctricas del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC–Metro) de la Ciudad de México tiene fallas mecánicas y uno de los factores que provocan estas descomposturas es que los usuarios se orinan en ellas. El líquido entra a la maquinaria que les da funcionamiento y corroe las piezas mecánicas, informó el subgerente de Instalaciones Mecánicas y Vías del Metro, Fermín Rafael Ramírez Alonso.

En conferencia de prensa, el funcionario capitalino reportó que estas estructuras también sufren de vandalismo en los pasamanos y su mecanismo se altera por gente que corre en las escaleras, golpea las partes laterales, arroja objetos y sobrecarga. “Incluso hay usuarios que con navajas u objetos filosos rasgan los peldaños de las escaleras, tenemos un ejemplo en Tacubaya”, denunció.

Las estaciones con mayores afectaciones son Tacubaya, Chabacano y en general aquellas que tienen correspondencia entre varias líneas.

Por lo anterior, hizo un llamado a evitar esta conducta al interior de las instalaciones, “pues con ello se abona a la descomposición y al mal funcionamiento del servicio”, dijo y recordó que por ello varias de estas concurridas estaciones cuentan con servicios de baño público.

Posteriomente detalló que el STC-Metro cuenta con una inversión de 270 millones de pesos, provenientes de fondos del gobierno federal para arreglar 55 escaleras eléctricas: 25 al cierre de 2020 y el resto durante 2021. Entre ellas hay 13 estructuras solo en la estación Tacubaya, que ya están en rehabilitación y cuya estructura es más compleja que el resto. En total, de 467 estructuras existentes actualmente, serán reemplazadas 207.

Las nuevas 55 estructuras se ubicarán en las líneas 3, 4, 7, 8 y 9, donde algunas de estas escaleras tienen más de 20 años en servicio. “En las líneas 4, 3 y 7 hay 49 escaleras que tienen una antigüedad de 31 a 38 años, cuando la recomendación de su vida útil es máximo de 20 años”, indicó el funcionario.

Actualmente hay cinco empresas a cargo del mantenimiento de estas estructuras y cada una de ellas cuenta con un tiempo límite de 45 minutos para llegar al punto y revisar la falla. “En años anteriores solo había dos empresas. Ahora tenemos un contrato de seguimiento con contratos, cláusulas de garantía en caso de incumplimiento, acuerdos multianuales diseñados para que el proveedor cumpla en tiempo y forma”, precisó.

Las empresas de mantenimiento son Otis, Schindler, Mitsubishi, IMEM y Sinergman.

“Preferimos cerrar las escaleras o detener su operación por seguridad de los usuarios, aunque nos odien por hacerlo, pero es por su seguridad”, indicó.

El 5 de marzo de 2019 el STC-Metro informó que comenzaría la revisión de todas las escaleras con más de 33 años de antigüedad, para evitar incidentes, luego que ocho personas resultaron lesionadas por la falla en una escalera en la estación Mixcoac, de la Línea 7.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO