Transporte

STC Metro advierte riesgo de incendio en L-1 por instalación obsoleta

La vida útil de la instalación eléctrica era de 30 años y nunca ha sido sustituida, por lo que se requieren 5 mil 835.7 mdp para sustituirla

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 21 de agosto de 2020.— La Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, construida en 1969 y la segunda con mayor cantidad de pasajeros, corre el riesgo inminente de sufrir incendios, debido a las malas condiciones en que se encuentran sus instalaciones eléctricas, ya que han rebasado por mucho su vida útil..

De acuerdo con El Universal, el Gobierno de la Ciudad de México, el STC y la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) están conscientes que las instalaciones, entre ellas la subestación de Buen Tono y otras rectificadoras de la Línea 1, han sobrepasado, por mucho, su vida útil, con más de 50 años de operación, lo que puede ocasionar fallas constantes y afectaciones en el servicio, lo que ha aumentado los costos de mantenimiento preventivo y correctivo, y el riesgo inminente de un colapso y esta infraestructura se puede perder a consecuencia de un incendio.

En el análisis costo eficiencia del Proyecto Integral de Modernización de Subestación de Buen Tono y subestaciones rectificadoras de la Línea 1 del STC, con fecha del 10 de agosto de este año, las autoridades de la ciudad y federales reconocen que en este momento, el Metro “incumple las normas de calidad y seguridad, nacionales e internacionales, en materia de instalaciones eléctricas”.

Si bien no existe un consenso respecto a la vida útil de las instalaciones eléctricas, el estudio “Vida útil de elementos de transmisión” publicado por la Comisión Nacional de Energía de Chile en 2017, analiza la regulación aplicable en varios lugares del mundo. Para subestaciones en Ruanda, Ecuador, Perú, Uruguay, Colombia y Afganistán se establece un periodo de 30 años de vida útil; en España, Australia y Texas, 40 años, y en Inglaterra, 45.

En México no existe regulación específica, pero el Programa de Ampliación y Modernización de las Redes Generales de Distribución 2019-2033, publicado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), recomienda 30 años. Mientras que las primeras dos líneas del sistema, rondan el medio siglo de funcionamiento y hasta la Línea 7, se acercan a los 30 años de operación.

De acuerdo con las estadísticas de fallas del STC, las averías en el sistema eléctrico abarcan el 40 por ciento de los desperfectos que sufre el sistema. De hecho, en los últimos cinco años, las líneas 1, 2 y 3 reportan el mayor número de fallas asociadas al sistema eléctrico, con un total de dos mil 839 eventos y un promedio de 2.5 percances al día, mientras que todo el sistema reporta seis mil 500 incidentes, es decir, el 44 por ciento de las fallas ocurre en las primeras tres líneas.

Las averías provocaron que se detuviera la circulación de los trenes durante dos mil 667 minutos de 2014 a 2018 en las 12 líneas, con un promedio anual de 533 minutos. En las primeras tres líneas se acumula un retraso de mil 279 minutos, es decir, un 48 por ciento del tiempo total de suspensión.

El análisis fue enviado a la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para que las autoridades solicitaran cinco mil 835.7 millones de pesos para aplicarlos en 17 subestaciones de rectificación, una red de comunicación con sistema SCADA, diez lotes de equipo de tracción (ITPS), tres lotes de equipo de tracción (IATPS), un SEAT encapsulado, cuatro transformadores, uno de respaldo, 239 kilómetros de cable monopolar, una red de comunicación y un tablero de control óptico.

Con esta inversión se aseguraría la calidad y seguridad en la alimentación de energía eléctrica de tracción, alumbrado y fuerza requerida para la circulación de los trenes y el alumbrado de las estaciones, edificios administrativos y de control en la Línea 1. Esta solicitud es adicional a los 39 mil millones de pesos para la modernización integral de trenes, sistema de control y vías de la Línea 1 del Metro que anunció el gobierno capitalino el pasado 29 de junio.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO