Transporte

Parisinos sabotean sus motopatines por considerarlos dañinos al ambiente

En total se sabotearon 3 mil 600 monopatines, principalmente en las ciudades de París y Lyon. Se les cubrió el código de barras necesario para activarlos

Teorema Ambiental/Redacción

París, Francia, 9 de diciembre de 2019.— El grupo de desobediencia civil Extinction Rebellion (XR) se adjudicó este jueves el haber descompuesto de manera intencional miles de monopatines eléctricos que funcionaban en la capital y otras ciudades francesas al considerarlos una “catástrofe ecológica” y “rompehuelgas”.

Esta acción fue parte de una jornada de huelga general en Francia contra la reforma del sistema de pensiones que paralizó el transporte público, especialmente en la capital.

XR es una organización británica que promueve la desobediencia civil para forzar a los gobiernos a luchar contra el cambio climático. Entre sus críticas, señaló que lo monopatines eléctricos sirven para “romper la huelga”, pues son una alternativa al transporte público.

En total se sabotearon tres mil 600 monopatines, principalmente en las ciudades de París y Lyon. Se les cubrió el código de barras necesario para activarlos.

“Los monopatines eléctricos son una ‘catástrofe ecológica’, porque su producción es ‘energívora’, tienen una corta duración de vida, un alto costo energético de su transporte, sus baterías de litio son difíciles de reciclar y se emplean más para reemplazar los desplazamientos a pie que en auto.”

Estos aparatos son promovidos por empresas como Lime, Dott y Bird quienes condenaron esta acción como un acto de vandalismo.

Bird señaló que “miles de personas utilizaron nuestro servicio esta mañana para ir al trabajo en vez de conducir, lo que constituye una enorme ventaja para el medio ambiente”.

Mientras que XR prometió nuevas acciones para acabar con estos “juguetes de los capitalistas verdes” en las ciudades, que deben ser más “sociables, menos rápidas, con relaciones humanas más serenas”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO