Transporte

México trabaja en la elaboración de una nueva norma de emisiones

Está norma está en proceso y podría llegar a implementarse en 2011

Adriana Estrada

CIUDAD DE MÉXICO.— México trabaja en la elaboración de una nueva norma mexicana que fije un estándar de calidad en materia de emisiones de los automóviles particulares similar al continente europeo.

Durante la mesa de debate Transporte y Cambio Climático por el Centro de Transporte Sustentable (CTS), el director general de Políticas Públicas para el Cambio Climático de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Mata Sandoval, expresó que esta nueva norma se trabaja en conjunto con la Secretaría de Energía y el CTS.

Dijo que esta negociación continúa en pláticas y sigue un proceso de reglas para su posible implementación en 2011, situación que redundará en contar con políticas sobre este sector que conllevarán a una mejora de la calidad del aire en las grandes ciudades.
Por su parte el director general de Sistemas Integrales de Gestión Ambiental (Sigea), Gabriel Quadri de la Torre, detalló que en México el transporte es la principal fuente generadora de dióxido de carbono (CO2), con 21 por ciento del total nacional, y su crecimiento es de 4 a 5 por ciento anual. Indicó que al año 2020, se estima que las emisiones de los vehículos serán una tercera parte del total nacional.

Por ello, urgió a planificar la estructura urbana de las ciudades de México que, al seguir el modelo de Estados Unidos con urbes muy extensas, hacen que las viviendas no tengan integración y accesibilidad al transporte ordenado.

Comentó que ello deriva en que durante la última década, el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) redujo su participación de viajes-hombre, pasando de 12 a 5 por ciento, mientras que el uso de automóviles particulares subió a 30 por ciento; los microbuses mantienen un 45 por ciento, y los taxis pasaron de 5 a 13 por ciento en la ciudad de México, distorsionando la estructura modal de un transporte eficiente.

Entre las conclusiones de este encuentro, los participantes coincidieron en que para solucionar parte de los conflictos de vialidad urbana se requieren tres vertientes clave: eliminar subsidios a las gasolinas, transformar el patrón de desarrollo urbano y fijar una norma oficial que regule las emisiones de CO2 de los automotores.

Fuente: Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO