Transporte

Juez otorga amparo contra Tren Maya; obra no afectará la selva: AMLO

Tanto Fonatur como las empresas ganadoras de la licitación deberán detener todo trabajo que no sea el del mantenimiento de las vías ya existentes hasta que el juicio de amparo no termine

Teorema Ambiental/Redacción

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 25 de junio de 2020.— El Juzgado Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el estado de Chiapas, con sede en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, concedió una suspensión definitiva a la comunidad indígena Ch’ol contra la ejecución del proyecto de Tren Maya, en el tramo uno, que va de Palenque, Chiapas, a Escárcega, Campeche.

El recurso detiene cualquier actividad relativa a la implementación del proyecto, salvo la relacionada con el mantenimiento de vías. Sin embargo, el juicio de amparo no se ha resuelto y está pendiente de que la jueza segunda de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales de ese estado dicte la sentencia, por lo que el gobierno federal podrá impugnar la resolución.

En un comunicado, integrantes de comunidades Ch’ol de Palenque, Salto de Agua y Ocosingo señalaron que con este amparo, tanto el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) como las empresas ganadoras de la licitación en ese tramo están obligadas a detener todo trabajo que no sea el del mantenimiento de las vías ya existentes hasta que el juicio de amparo no sea resuelto.

La juez argumentó que los habitantes de la comunidad podrían resultar afectados en su esfera jurídica, concretamente en su derecho a la salud, por el contexto de la epidemia por COVID-19 porque reconoce que su propagación se encuentra estrechamente relacionada con la interacción social.

Por ello, en caso de ejecutarse el proyecto durante esta temporada, podría vulnerarse el derecho fundamental a la salud, pues “colisiona con el derecho a la salud de los quejosos y también de la colectividad”.

Sobre esta resolución, el presidente Andrés Manuel López declaró este miércoles que su gobierno cumplirá con todos los ordenamientos legales respecto al Tren Maya, por lo que en caso de que un juez ordene detener la obra, acatará el mandato.

Sin embargo, aseguró que dicho recurso no se dio por quienes presuntamente serán afectados por el Tren Maya, sino por “organizaciones con tintes políticos”.

También aseguró que este proyecto estratégico de infraestructura no afectará la selva maya, ya que “casi no hay selva tropical en el país, se devastó”, y solamente quedan pequeñas áreas arqueológicas. También dijo que el tren operará con electricidad y no con diésel como se informó en días pasados y se desplazará a 160 kilómetros por hora.

“Cuando se habla de selva estamos hablando de sitios en donde hay maderas preciosas, donde hay caobas, cedros, variedad de árboles muy grandes; esto desgraciadamente ya no hay, son pocos los sitios, lo que hay es monte alto y acahuales; el que no tiene una idea de esta piensa que se va a destruir la selva”, aseguró.

“Todavía no sabemos qué efectos tiene porque esto no se origina realmente por donde va a pasar el Tren Maya, la promoción del amparo, no son los que podrían resultar afectados, son organizaciones, esto tiene tintes políticos, además es legítimo, pero son los que no quieren que hagamos nada.

“No es hacer un trazo nuevo, es el ferrocarril del sureste, vamos a imaginar que se está modernizando y que se le van a poner rieles mejores, durmientes, con piedra más resistente. Ya no va a ser el tren de antes de pasajeros o carga que se desplazaba a 80 k/h; va a ser un tren que se va a desplazar a 160 k/h, eléctrico.

“No se afecta la selva; ya casi no hay selva tropical en el país, se devastó; eso no lo vieron los ambientalistas, nada más quedan pequeñas áreas en las áreas arqueológicas”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO