Transporte

Fase 1 de Tren Maya contempla derribar 11 mil árboles en 606 ha

El 24 por ciento corresponde a terrenos con uso de suelo forestal que deben ser desmontados porque contienen vegetación secundaria arbórea y herbácea de selva alta perennifolia, entre otros ecosistemas

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 22 de junio de 2020.— La construcción de los primeros tres tramos de la Fase 1 del Tren Maya, uno de los proyectos estratégicos de infraestructura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, contempla el derribo de más de 11 mil árboles de la selva en la península de Yucatán, que incluyen ejemplares de cinco especies que se encuentran en alguna categoría de riesgo, de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto que presentó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El documento señala que la superficie total que se afectará por el Derecho de Vía (DDV) de la Fase 1 del Tren Maya (F1-TM) es de dos mil 525 hectáreas (ha), de las cuales, 606, es decir, 24 por ciento son de selva.

“La superficie total que se afectará por el DDV de la F1-TM es de dos mil 525.07 ha, donde predominan zonas de pastizal, cultivo, asentamiento humano, vías generales de comunicación y vegetación de importancia forestal en diferentes etapas sucesionales; de este último, se estima que la superficie de afectación será de 606.04 ha, que representa el 24 por ciento del total”, indica el documento.

Del total de la superficie de la obra en esta primera fase, 64 por ciento se desarrollará sobre vías de comunicación existentes e incluye infraestructura vial, líneas eléctricas de alta tensión y vía férrea que abarcan mil 619 hectáreas.

El 24 por ciento corresponde a terrenos con uso de suelo forestal que deben ser desmontados porque contienen vegetación secundaria arbórea y herbácea de selva alta perennifolia, selva baja espinosa subperennifolia, selva mediana caducifolia y subcaducifolia y el 12 por ciento restante es terreno de uso de suelo agrícola y pecuario.

El MIA fue presentado a la Semarnat el pasado miércoles 17 de junio por parte del Fonatur, aunque el proyecto “no tiene la obligación de solicitar una autorización ambiental, ya que no es una obra nueva sino de rehabilitación y mantenimiento para mejorar la seguridad operativa”.

Sin embargo, Fonatur reconoció en la MIA que “debe solicitar la autorización de cambio de uso de suelo para desmontar los terrenos que contienen vegetación en diferentes estratos: arbóreo, arbustivo y herbáceo, aunque lo harán después, para desmontar 606.04 ha”, indica.

Además, se identificaron nueve especies forestales enlistadas en la NOM 059 Semarnat 2010 que se encuentran en alguna categoría de riesgo, de las cuales se removerán 79 ejemplares de cinco especies: Astronium graveolens, Cedrela odorata, Magnolia mexicana, Sabal yapa, Chamaedorea elegans.

Una vez que inicie la construcción de la vía férrea se identificarán los espacios de desplante y la vegetación que resulte afectada por la ejecución de la obra. Terminadas las actividades de rescate de flora, se derribará el resto de la vegetación de forma manual mediante el uso de motosierras, machetes y herramientas afines y, en caso de ser necesario, se harán derribos direccionales para seleccionar el sitio de caída para evitar daños a la vegetación circundante, en total 11 mil árboles.

“El material resultante de los derribos será donado en su mayor medida a los pobladores cercanos al proyecto para su uso doméstico, así como para la realización de composta y la formación de barreras muertas como medidas complementarias a los programas de reforestación y conservación de suelos”, indica el MIA.

La Fase 1 del Tren Maya comprende tres tramos:

  • Tramos 1. Selva 1: Palenque-Escárcega
  • Tramo 2. Golfo 1: Escárcega-Calkiní
  • Tramo 3. Golfo 2: Calkiní–ANP Cuxtal y Golfo 2a: ANP Cuxtal–Izamal

El proyecto consiste en un circuito alrededor de la península de Yucatán con un recorrido de aproximadamente 631.25 kilómetros en su primera fase, cuya trayectoria involucra los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán e interconectará con las principales ciudades y sitios turísticos de la península.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO