metro-insu01
Transporte

Fallan 19 trenes del Metro-CDMX cada día

El cálculo se realizó con la flota existente a 2017, integrada por 384 trenes

Teorema Ambiental/Redacción

En promedio, 19 trenes del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro salen diario de circulación por fallas, es decir, 5 por ciento de la flota total, reveló un cálculo realizado para el Plan Maestro del Metro 2018-2030.

“El STC padece indisponibilidad de trenes para operar, debido a los altos niveles de averías. Lo que provoca el aumento en el tiempo de traslado de los usuarios y genera saturación de usuarios, quienes además se ven afectados en sus niveles de confort y seguridad durante el viaje, así como altos costos de mantenimiento correctivo”, indica el documento.

El STC cuenta con 384 trenes, los cuales presentaron 22 mil 195 averías durante 2017, aunque no todas ameritaron sacar de circulación del convoy. Sin embargo, el dato más delicado es que se trata de una flota que en su mayoría ya rebasó su vida útil de 30 años.

Por ejemplo, la Línea 1 opera con una flota de trenes que tiene una antigüedad de 23, 31, 33 y 48 años. Solo las líneas A, 2 y 7 tienen trenes con menos de 15 años. El estudio no toma en cuenta los trenes de la Línea 12, pues aún no son propiedad del STC, ya que operan en un esquema de arrendamiento.

El STC diagnosticó que el motivo de las constantes fallas de los trenes se debe a la falta de mantenimiento que se ve limitado por el insuficiente presupuesto asignado, la liberación de recursos a la mitad del año en el que se ejercerán, así como los tiempos prolongados para contratar servicios o refacciones.

metro-insu

Además, existe un problema de falta de equipos y refacciones, al grado de que los trabajadores extraen piezas de algunos trenes para que funcionen otros convoyes, práctica conocida como “canibalismo”.

Entre las causas que originan la problemática del mantenimiento insuficiente del parque vehicular, la más grave es la falta de equipos y refacciones. Esta ha generado que se extraigan componentes de trenes detenidos para utilizarlos en los trenes en operación para que estos no dejen de circular.

Otra de las cosas que detectó el STC, es que la principal insatisfacción por la calidad del servicio está relacionada con los retrasos en la circulación de los trenes.

En su diagnóstico, el sistema de transporte asevera que requiere más de 18 mil millones de pesos solo para ejecutar proyectos de mejora en los trenes a corto y largo plazo. Es decir, entre 2018 y 2019, requiere diez mil 167 millones de pesos para aplicar proyectos para combatir la obsolescencia tecnológica, el ahorro de energía, la ampliación y modernización de la infraestructura, así como la rehabilitación y nuevos trenes. A largo plazo, es decir, con miras a 2030 requeriría otros ocho mil 35 millones de pesos.

“Es indispensable implementar acciones de corto y largo alcance para mejorar los sistemas afectados, y permitan alcanzar los niveles de fiabilidad, seguridad y mantenibilidad necesarios para brindar un servicio de transportación con calidad, niveles aceptables de tiempos de espera para abordar un tren, así como de traslado, confort y seguridad, siendo esta última variable de suma relevancia para los usuarios e incluso trabajadores”, concluye el reporte.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO