Transporte

Estudio de impacto concluye que Santa Lucía se “saturará” en 10 años

Aunque el nuevo sistema aeroportuario logrará desahogar las operaciones del aeropuerto capitalino, que concentra 98 % del tráfico, no tendrá una capacidad de atención mucho mayor que la actual

Teorema Ambiental/Redacción

El proyecto del aeropuerto en Santa Lucía puede tener problemas de saturación, tan solo una década después de su entrada en operaciones en 2021, debido a que su primera etapa de operación contempla solamente la capacidad para atender a dos aerolíneas, es decir, unos 18 millones de pasajeros al año y no se ha definido si es viable coordinar las operaciones con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), de acuerdo con un estudio sobre la utilización del espacio aéreo realizado por NavBlue, filial de la empresa Airbus.

Por su parte, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), “Construcción de un aeropuerto mixto civil/militar con capacidad internacional en la Base Aérea Militar No. 1 (Santa Lucía, Estado de México), su interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y reubicación de instalaciones militares”, elaborada por el Instituto de Ingeniería de la UNAM para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), fue abierta al público a partir de este jueves 16 de mayo por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Suponiendo que el AICM y el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT) no experimenten saturación, y el flujo excedente de pasajeros sea atendido en el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), se estima que este aeródromo comience a experimentar problemáticas de saturación en 10 años a partir de su puesta en servicio (2031)”, señala el documento.

La terminal actual se encuentra saturada desde 2014, con un flujo de 32 millones de pasajeros al año, por lo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) diseñó el “Sistema Aeroportuario Metropolitano” para redistribuir el tráfico aéreo entre las terminales de la Ciudad de México, de Toluca y Santa Lucía, luego de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuya capacidad estaba estimada en 70 millones de pasajeros en su primera fase.

Sin embargo, aunque el nuevo sistema aeroportuario logrará desahogar las operaciones del aeropuerto capitalino, que concentra 98 por ciento del tráfico, no tendrá una capacidad de atención mucho mayor que la que se tiene actualmente, señala el estudio.

“A partir de ese año (2021), el crecimiento de operaciones y pasajeros que serán atendidos en el sistema Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)- Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) se estima que se estabilizará entre 30 y 35 millones de pasajeros anuales, lo que propiciará un muy buen nivel de servicio en ambos aeropuertos”, destaca.

La terminal de Santa Lucía tendrá su máximo potencial dentro de 50 años, cuando pueda movilizar unos 100 millones de pasajeros al año, “que complementados con el AICM y el Aeropuerto Internacional de Toluca pueden llegar a 140 millones de pasajeros anuales”.

Respecto a la falta de conclusiones sobre la factibilidad de utilizar de manera simultánea AICM y AISL, el reporte, elaborado por Arturo Palacio Pérez, coordinador de Ingeniería de Procesos Industriales y Ambientales de la UNAM, indica:

“NavBlue establece que la decisión final se deberá complementar con otros aspectos, y que cualquier decisión relacionada con el proyecto no se deberá basar únicamente en el estudio realizado por dicha consultora.”

Para realizar esta interconexión con Santa Lucía, se planea construir una vía de 45.7 kilómetros, que cruzará un tramo de los terrenos donde se edificaba el NAIM de aproximadamente ocho kilómetros, para generar ahorros”, detalló el estudio ambiental. Tendrá dos carriles exclusivos para el transporte por autobús de los usuarios; partirá de la Terminal 2 del AICM y siguiendo la ruta Periférico-Circuito Exterior Mexiquense, hasta el AISL.

En tanto, de los 23 mil 415 millones de pesos destinados este año para el arranque de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el gobierno usará tres mil 30 millones 240 mil pesos para la adquisición de predios que servirán como área de seguridad de mil 284 hectáreas de terrenos aledaños para extender las instalaciones.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO