Transporte

Empresas de transporte concesionado adquieren bonos de carbono en CDMX

Los recursos serán depositados en el Fondo Ambiental de Cambio Climático para el financiamiento de acciones de conservación y mantenimiento del ejido de San Nicolás Totolapan

Teorema Ambiental/Redacción
Con el propósito de compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), tres empresas de transporte público concesionado adquirieron mil 336 de los tres mil 909 bonos de carbono forestal que lanzó la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) al mercado financiero.

Las empresas concesionadas Vanguardia y Cambio, Conexión Centro Aeropuerto y Corredor Insurgentes adquirieron, en conjunto, 34 por ciento de los bonos, informó la Sedema en un comunicado. Los recursos obtenidos serán depositados en el Fondo Ambiental de Cambio Climático para el financiamiento de acciones de conservación y mantenimiento del ejido de San Nicolás Totolapan, en la zona del Ajusco.

bonos-carbono01

Con estas acciones se obtendrán beneficios sociales y ambientales para las comunidades que integran el ejido, pues generarán empleos dedicados al cuidado y mantenimiento del bosque y conservación de la biodiversidad.

El transporte es el sector con mayor generación de emisiones de GEI, de acuerdo con el Inventario de Emisiones 2016, donde se muestra que los autobuses concesionados ocupan el segundo lugar en emisiones de bióxido de carbono equivalente, con 563 mil toneladas de emisiones, mientras que los microbuses producen 880 mil t.

La emisión de bonos de carbono forestal es un mecanismo financiero que ayuda a mitigar las emisiones de GEI causantes del cambio climático. La Ciudad de México es la primera entidad de Latinoamérica en hacer uso de este instrumento, el cual fue registrado ante el Climate Action Reserve (CAR) del estado de California.

Cada bono forestal equivale a mil kilogramos de carbono capturado de la atmósfera, que se puede vender y comprar, y al mismo tiempo, mantener los árboles que lo capturaron en pie. De enero de 2017 a agosto 2018, se lograron capturar en el bosque del ejido, un total de diez mil 235 toneladas de bióxido de carbono, cantidad de emisiones que generan tres mil 239 automóviles particulares durante un año.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO