Tips Ambientales

Tips verdes para tu cocina

Evita las bolsas plásticas, lleva bolsas de tela y tus recipientes para algunos productos

acciones-cocinaCiudad de México.— Todos podemos cuidar el planeta si prestamos atención en nuestras acciones del día a día; para ello, te presentamos algunos consejos que puedes llevar a cabo cada día.

Abre la puerta de tu refrigerador lo menos posible y por un corto periodo para conservar la energía. No lo ubiques cerca de una fuente de calor. Limpia los carretes del condensador que se encuentran detrás o debajo del refrigerador por lo menos una vez al año.

Verifica y compara que sea un aparato eficiente en términos de energía. Usa ollas de presión, pues gastan poca energía. No precalientes el horno, es un desperdicio de energía. Además, apágalo 15 minutos antes, el calor que queda en el horno terminará la cocción.

Utiliza sartenes y ollas con fondo plano y con un diámetro superior al de la superficie de la parrilla, así la cocción será más rápida y ahorrarás energía. Usa solo la cantidad de agua imprescindible para la cocción. Baja la flama después de que hierva el agua. El agua hervirá más rápido si la olla tiene una tapa. Descongela los alimentos de manera natural.

Comida

– Come alimentos que estén en la parte inferior de la cadena alimenticia —la producción de fruta y vegetales requiere menos energía que la producción de carne.

– Cultiva tus propios vegetales, frutas y hierbas sin plaguicidas y utilizando la composta. Al comer frutos y vegetales cultivados orgánicamente reduces la cantidad de plaguicidas que se liberan al ambiente, cuidas tu salud y la de los agricultores. Busca lugares donde puedas conseguir alimentos orgánicos en esta misma sección.

– Come frutas y vegetales locales, que son más frescos.

– Elimina el exceso de grasa en la carne y pollo y evita los productos lácteos altos en grasa. Muchos de los contaminantes orgánicos persistentes (COP) altamente dañinos y que son liberados al ambiente se almacenan en el tejido graso y al ingerirlos los acumulas. Recuerda que el huevo y el pollo de granjas industriales han sido tratados con hormonas que pueden dañar tu salud.

– Evita almacenar la comida en plásticos. Usa contenedores de vidrio.

– Nunca hornees en el microondas alimentos en contenedores de plástico. Hasta los plásticos aprobados para almacenamiento de alimentos y microondas pueden desprender compuestos químicos hacia tu comida cuando son calentados.

– Si debes usar envolturas de plásticos, no dejes que estén en contacto directo con tus alimentos y asegúrate de que no estén hechas de policloruro de vinil (PVC o vinilo).

Basura

– Compra en mayoreo y a granel. Es más barato y se utilizan menos empaques.

– Evita los contenedores de plástico, están hechos de diferentes tipos de plástico, lo que los hace más costosos y difíciles de separar y reciclar.

– Elige productos en contenedores reusables o que se puedan rellenar. Evita el unicel.

– Haz composta con los restos de comida.

– Busca los productos hechos con materiales reciclados.

– Usa tela en vez de servilletas de papel.

Agua

– Mantén una jícara con agua en el fregadero mientras preparas los alimentos, así puedes enjuagarte sin abrir varias veces la llave.

– Si vas a usar una máquina lavaplatos, hazlo con cargas llenas. Para ahorrar energía, no utilices el ciclo de lavado después del enjuague y abre la puerta para que los trastes se sequen con el aire.

– No dejes abierta la llave del agua mientras lavas trastes a mano.

Fuente: Greenpeace, imagen

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO