Tips Ambientales

¿Cómo realizar una azotea verde?

Los techos verdes simples pesan entre 60 y 150 kilogramos por metro cuadrado

abc-azoteasCiudad de México.— Antes de empezar hay que verificar el ángulo que tiene el techo, no es recomendable montar un techo verde en una pendiente mayor a 10 grados sin la ayuda de un experto. El siguiente paso es conocer o definir la capacidad de carga de la losa donde se realizará el jardín de azotea.

La preparación del techo requiere una impermeabilización adecuada con membranas de PVC, lo que puede ofrecer una durabilidad de más de 30 años, por las capacidades elásticas de la membrana para evitar fracturas o ranuras. Idealmente esta debe ir en una sola hoja que cubra toda la superficie.

Los techos verdes simples pesan entre 60 y 150 kilogramos por metro cuadrado; al calcular el peso se debe considerar también cuando esté saturado de agua y en caso de no estar seguro de que el techo puede resistir ese peso, es necesario consultar con un especialista.

Las membranas se fijan al techo con sellador convencional y se marcan las coladeras y salidas de desagüe para abrirlas antes de colocar las siguientes capas.

El paso consecutivo es colocar el sustrato; en su mayoría los techos verdes caseros tienen una profundidad de siete a 20 centímetros. El sustrato necesita ser ligero y bajo en nutrientes para evitar que las plantas crezcan en demasía. No es recomendable usar la tierra común de jardín, ya que es pesada cuando se moja y tiene un contenido de materia orgánica alto que promueve el crecimiento de vegetación no deseada. Una buena combinación de sustrato sería 70 por ciento de tezontle o ladrillo molido y 30 por ciento material orgánico como composta.

Diversidad para sembrar

La parte más divertida es la siembra. Puedes diseñarlo para atraer cierto tipo de especies de aves o insectos que reflejen la biodiversidad local. Muchos proveedores de jardinería ofrecen mezclas de semillas para techos verdes formuladas especialmente para resistir las condiciones del clima y la elevación.

También se pueden encontrar tapetes pre-sembrados, los cuales se instalan de forma similar al pasto en rollo y consisten generalmente de sedums o de flores silvestres. La siembra directa de retoños, semillas o plantas pequeñas, siempre es una buena opción.

En la etapa final se recomienda construir un marco de material resistente alrededor del perímetro del techo verde. Esto permitirá que los materiales se mantengan contenidos y no se desborden. Solo hay que asegurarse de que el marco no bloquee el desagüe del techo. Otra opción es dividir el techo verde en cajones o áreas delimitadas para que se pueda caminar entre los espacios y convivir con la naturaleza.

Se recomienda seleccionar plantas que sean tolerantes a la sequía, viento y heladas. Este punto es el más importante para que las plantas sobrevivan a la intemperie sin necesidad de muchos cuidados. Otro factor sustancial es investigar el tipo de raíz que tienen, esta no debe ser profunda pero sí fuerte para que resista las inclemencias del tiempo.

En México se conocen alrededor de 400 especies útiles para las azoteas verdes, el tipo de clima en cada región es el que define qué tipo de plantas son las más convenientes, se recomienda que sean variedades autóctonas.

Tipos de plantas

Suculentas: Acostumbradas a vivir en condiciones elevadas. Requieren muy poco mantenimiento y sobreviven todo el año. Sus flores atraen una amplia variedad de insectos. Son la mejor opción ya que retienen agua, se mantienen verdes y requieren de poco o nulo riego.

Flores silvestres: Pueden sobrevivir con sustrato bajo en nutrientes y brindan muchas opciones. Las flores de pradera se adaptan mejor a los techos verdes.

Endémicas o nativas: Este tipo de plantas son adecuadas para los techos verdes ya que están adaptadas al clima de la región, por lo tanto no necesitan de muchos cuidados y pueden subsistir con el agua de lluvia.

Hierbas: Son ideales como complemento en los techos verdes, pero no deben ser los únicos cultivos, ya que son propensas a la sequía.

Las plantas deben ser colocadas de un modo que sea estético según el gusto, pero también es importante sembrarlas junto a otras que sean apropiadas, es decir, que favorezcan su crecimiento y que no se roben nutrientes entre ellas.

Fuente: Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO