Tendencias

Una opción para familias que vienen a CDMX a atender a sus hijos enfermos

La Casa Hogar Ronald McDonald ofrece transporte, albergue y alimentación a estas familias que, de no contar con estos servicios, tendrían que dormir en la sala de espera de los hospitales

José Luis Martínez

Este viernes, Comex presentó un trabajo de asistencia social, otorgado en colaboración con la Casa Ronald McDonald de la Ciudad de México para mejorar las condiciones de sus estancias en el país, con la aplicación de una pintura antibacterial en sus espacios interiores, donde se alojan y alimentan pacientes y familias que viajan desde diferentes regiones del país para atender a niños que padecen enfermedades graves.

“Son gente a la que en sus hospitales locales los médicos canalizan a hospitales de tercer nivel, pues allá no cuentan con los recursos suficientes ni siquiera para poderlos diagnosticar. Por lo que vienen a las grandes ciudades, muchas veces sin recursos y deben permanecer acá mientras dura el tratamiento, por lo que muchos de ellos deben dormir en las salas de espera de estos hospitales pues ni siquiera tienen dinero para hospedarse por largo tiempo”, explicó Gabriela Gatica, directora de la Fundación Infantil Ronald McDonald México.

Ahora, con la aplicación de esta cobertura antibacterial, se reduce el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias y gastrointestinales comunes que, en una persona normal, no afectan su sistema inmunológico, pero en un paciente inmunodeprimido, pueden complicar su recuperación.

La principal vía de transmisión de la mayoría de las infecciones en la edad pediátrica es por medio de gotas, es decir, partículas expulsadas al exterior después de toser, estornudar o hablar, o por la ingesta de agua o alimentos contaminados.

Por ello es de suma importancia limitar este contagio con el uso de cubrebocas, lavado frecuente de manos, uso de alcohol en gel, garantizar la adecuada preparación de alimentos, asegurar el saneamiento del agua, así como evitar el hacinamiento.

Lo anterior aunado a la adecuada limpieza de las superficies con materiales antisépticos, así como el procurar la reducción de bacterias en ambientes cerrados ayudará a conservar el entorno de nuestros niños lo más limpio y libre de bacterias posible: recomendó la doctora Karina Arce.

En la Casa Ronald McDonald de Santa Úrsula en la Ciudad de México, Comex realizó la aportación de pintura antibacterial para evitar la proliferación de las cuatro principales bacterias patógenas que causan enfermedades respiratorias y gastrointestinales como: Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, Salmonella typhy y Staphylococcus aureus, avalada con estudios realizados por el Instituto Politécnico Nacional.

“Comex tiene como prioridad mejorar la calidad de vida de las personas y los espacios que habitan, por ello asigna anualmente el 3.2 por ciento de sus ventas brutas a la investigación en ciencia y tecnología lo que trae como resultado pinturas y recubrimientos funcionales como la pintura antibacterial que minimiza la proliferación de enfermedades causada por las bacterias más comunes”, mencionó Antonio Nieto, director de pinturas arquitectónicas de PPG Comex.

En estas estancias, de manera gratuita, las familias de pacientes menores en estas circunstancias reciben hospedaje, alimentación y transporte hasta sus hospitales, además se realizan actividades de convivencia entre estas familias y se da apoyo psicológico y tanatológico, entre otros servicios.

Más información en: https://www.rmhcamericalatina.org/Mexico

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO