Tendencias

Setas: en pro de un negocio familiar

El cultivo de setas a bajo costo es una opción para todas las personas interesadas en iniciar un proyecto productivo, ya que, por lo general, se pueden controlar con cierta facilidad aspectos como temperatura, humedad, ventilación, luz y oscuridad.

Tal es el caso de Armando Espinoza Guevara que en Cuautla, Morelos, comenzó una empresa familiar con una inversión inicial de aproximadamente 100,000 pesos en materiales.

Espinoza explicó a 2000Agro que la idea surgió ante la necesidad de trabajar de manera independiente y que después de explorar varias opciones, la producción de setas le pareció la más atractiva.

Los materiales utilizados por Espinoza son paja de trigo y arroz, seca y amarilla, con la cual se forma el denominado sustrato; es decir, el material sobre el cual el micelio crecerá. Es importante destacar que las propiedades fisicoquímicas de un sustrato determinan qué hongos y qué microbios pueden crecer en éstos.

Algunos hongos pueden usar un rango amplio de sustratos, mientras que otros son muy selectivos. La elección depende de los nutrientes disponibles, el grado de acidez, la actividad microbiana que soporta el cultivo, su capacidad de aireación y su contenido de agua.

La paja y el arroz se colocan en bolsas de plástico y se sumergen en agua caliente a 80 o 90 grados celcius, durante unos 45 minutos, metiendo y sacando la bolsa con el fin de que se lave la paja y se desprendan las sustancias nocivas de su superficie.

Después se saca la paca y se deja escurrir durante unas 12 horas para eliminar el exceso de agua. A continuación se procede a la pasteurización, que consiste en colocar la paja húmeda sobre una mesa limpia, mezclarla con calcio y la semilla del hongo. Posteriormente se depositan en bolsas esterilizadas.

Etapa de incubación

Las bolsas se colocan en un lugar poco iluminado a una temperatura de entre 25 a 27 grados centígrados, durante 10 o 15 días. Se les hacen algunas perforaciones por donde posteriormente se formarán los hongos. Es importante advertir que si la temperatura excede los 30 grados centígrados el hongo puede sucumbir.

En este proceso de incubación (crecimiento de las setas en las bolsas) es muy importante controlar la humedad y en esto interviene el buen uso de un termostato, ventiladores–extractores de aire. Las bolsas deben tener cierta iluminación y buena ventilación, con el propósito de que en aproximadamente 10 días se logre la producción.

Los cultivos son más estables y productivos cuando el lugar posee aire acondicionado, pero para esto se necesita una inversión mayor. Sin embargo, las condiciones de cultivo caseras son más baratas y aunque son productivas en un nivel más bajo, son suficientes para autoconsumo y pueden llegar a significar un importante grado de comercialización de excedentes.

Sin duda alguna, la experiencia y la capacitación serán la base para el mejoramiento de los cultivos.

Tips para el productor

Las setas producidas deben tener la apariencia robusta y con olor a anís dulce.

La producción, por regla general, se obtiene en 15 o 25 días a partir de que se mezcló el micelio activado en la paja y de cada bolsa se deberá obtener al menos un kilogramo.

Se pueden presentar unas 3 (o más) producciones separadas por periodos de más o menos 10 días.

Se recomienda aprovechar la producción de las bolsas hasta la tercera cosecha, ya que conforme pasa el tiempo se producen malos olores y la atracción de insectos puede poner en peligro el cultivo y contaminar el producto.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO