Tendencias

¿Por qué es importante revisar las heces de tu perro?

La calidad de la alimentación de nuestro perro será clave para su digestión y por supuesto para su salud

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 14 de octubre de 2020.— La piel y el pelaje no son los únicos indicadores de una buena salud y estado nutricional de tu perro. Si bien no es muy agradable, revisar las heces puede advertirnos de alguna patología, presencia de parásitos o algún cambio en su organismo.

La MVZ Rita Domínguez, asesora técnica en comunicación científica para Eukanuba, explica tres características que puedes evaluar en las heces de tu perro:

  • Color: regularmente, las heces de un perro saludable son de color café-chocolate, si hay alguna variación en el color esto puede indicar diversos problemas de salud.
  • Textura: las heces deben ser húmedas y firmes, si son secas o sin forma puede existir deshidratación. Es común que exista una variación en la consistencia, sin embargo, esta no debe perdurar, en caso contrario es preciso acudir al veterinario. Una señal común de un problema en la salud de un perro es la diarrea, esta puede presentar diferentes características dependiendo cuál sea la causa.
  • Cantidad: las veces que tu perro defeca durante el día pueden ser un indicador de problemas digestivos, por ejemplo, si está estreñido o enfermo. Regularmente los perros defecan mínimo una vez al día, sin embargo, este número puede variar de acuerdo con el número de veces que come durante el día.

La calidad de la alimentación de nuestro perro será clave para su digestión y por supuesto para su salud. Hay diferentes marcas diseñadas para las diferentes etapas de vida de tu perro, así es mucho más fácil darle los requerimientos y cuidados para que esté sano y fuerte.

Existen diferentes opciones para recoger las heces y poder analizarlas al mismo tiempo:

  • Puedes recogerlas con una pala, con papel periódico o servilletas usadas y desecharlas en el WC junto con alguno de tus desechos, así aprovechas el agua utilizada.
  • Otra opción, para quienes tienen jardín, es crear un pozo de composta, este es un buen lugar para las heces animales, siempre y cuando su alimentación sea únicamente a base de croquetas.
  • En algunos parques o zonas pet friendly, hay botes especiales para las heces de las mascotas.
  • La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México recomienda hacerlo con papel y depositarlo en la basura orgánica.

Las heces de mascotas son un problema global de todas las ciudades. Al ser residuos sanitarios deberían tener una recolección y tratamiento especial. Pero mientras no exista, hagámonos responsables de recogerla y tirarla correctamente. No hay excusa para dejar las heces de nuestro perro en la calle.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO