Tendencias

OMS estima que crisis por covid-19 quizá no tenga solución

“Todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie”, pero frenar los brotes depende del respeto de las medidas de salud pública

Teorema Ambiental/Redacción

Ginebra, Suiza, 4 de agosto de 2020.— La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que quizá nunca haya una solución definitiva a la emergencia sanitaria por covid-19, a pesar de la carrera mundial para obtener una vacuna.

“No hay solución y quizás nunca la haya”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa. “Todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie, pero frenar los brotes depende del respeto de las medidas de salud pública.”

El titular de la OMS anunció que la misión del organismo en China concluyó los preparativos para la investigación sobre el origen de la pandemia de covid-19. “El equipo de la OMS terminó su misión para sentar las bases de los esfuerzos conjuntos para identificar los orígenes del virus”, declaró. “Los estudios epidemiológicos comenzarán en Wuhan para identificar la fuente potencial de infección de los primeros casos.”

Mientras tanto, en ciudades como Melbourne, la segunda mayor ciudad de Australia, comenzó un toque de queda de seis semanas y Filipinas volvió a establecer un confinamiento por rebrotes del virus, que hasta el momento han alcanzado a 18 millones 102 mil 671 casos y 689 mil 908 muertes, seis meses después de que la OMS declarara la emergencia mundial.

Europa, con 210 mil 576 muertos y tres millones 196 mil 370 casos, es la región más devastada por la enfermedad, seguida de América Latina y el Caribe, que suma más de 201 mil fallecidos y supera los 4.9 millones de contagios.

EEUU es el país más afectado del mundo, con una pandemia extendida que ha contagiado a 4.6 millones de personas y matado a unas 155 mil personas. Mientras otros países ahora están sufriendo repuntes preocupantes. “Lo que vemos ahora es distinto a lo de marzo y abril”, dijo Deborah Brix, que dirige el grupo de trabajo sobre el virus de la presidencia estadounidense. El virus “está extraordinariamente extendido”, dijo.

En el caso de Australia, se han introducido nuevas restricciones en el estado de Victoria, a pesar de las duras consecuencias económicas. Incluyen un toque de queda nocturno en Melbourne durante las próximas seis semanas, y el cierre de los negocios y empresas no esenciales, así como una prohibición de bodas, debido a que siguen registrando cientos de nuevos casos diarios, cuando en otros estados del país se documentaban muy pocos.

Filipinas, por su parte, anunció un nuevo confinamiento durante dos semanas para más 27 millones de personas, incluida la capital Manila, después de que los contagios han superado los 100 mil casos.

Por ello, la OMS adelantó que los efectos de la crisis se sentirán durante décadas y que es probable que la pandemia se prolongue.

En América Latina y el Caribe se reportan: Brasil (94 mil 104 muertos) y México (47 mil 746) como los países más afectados, seguidos de Perú (19 mil 614), Colombia (10 mil 650) y Chile (9 mil 608).

Argentina anunció que había superado los 200 mil casos, por lo que prohibió las reuniones sociales a partir de este lunes en todo el país, con tres mil 648 defunciones. Las autoridades habían suspendido la flexibilización paulatina del confinamiento, que estaba previsto este lunes en Buenos Aires y su área metropolitana.

Numerosos países están inmersos en una carrera por encontrar una vacuna, pero sin ella, se reducen las posibilidades para contener el contagio, sus consecuencias económicas y las restricciones, impopulares en muchos lugares, que han generado protestas en todo el mundo, como las de este domingo en Alemania.

Este lunes, unos 150 mil niños del norte del país fueron los primeros en volver al colegio en Europa tras las vacaciones de verano, con la obligación de respetar diferentes medidas de seguridad.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO