Mueren 162 mineros sepultados por alud en Birmania
Tendencias

Mueren 162 mineros sepultados por alud en Birmania

Además, se encontraron cadáveres flotando en el agua que por el momento no podían ser recogidos ya que las condiciones para retenerlos eran demasiado peligrosas

Teorema Ambiental/Redacción

Rangún, Birmania, 3 de julio de 2020.— Al menos 162 mineros murieron la mañana de este jueves a consecuencia de un alud que los sepultó al interior de la mina de jade más grande del mundo, ubicada al norte de Birmania, y ese percance confirmó las deplorables condiciones laborales a que están sometidos los trabajadores de esta industria en ese país.

La tragedia ocurrió alrededor de las 08:00 horas tiempo local, cuando una lluvia torrencial generó una avalancha que sepultó a los mineros, informó el Departamento de Bomberos de ese país.

“También se reportaron 40 heridos, pero tuvimos que cesar las labores de rescate para retomarlas mañana. Esperamos encontrar a mucha gente bajo aquella enorme masa de tierra”, dijo el administrador del distrito, Shwe Thein.

Las labores de rescate se realizaron bajo una lluvia incesante. Los servicios de bomberos han rescatado cuerpos sepultados entre el barro de la ladera de la mina.

Además, se encontraron cadáveres flotando en el agua que por el momento no podían ser recogidos ya que las condiciones para retenerlos eran demasiado peligrosas.

Esta tragedia es de las más altas que se recuerdan en esta región minera. En abril del año pasado, al menos 54 personas murieron a causa de un corrimiento de tierras en otro punto del complejo minero de Hpakant.

Por las condiciones económicas de Birmania, las minas de jade se han convertido en una oportunidad de obtener ingreso e incluso hacer fortuna con un golpe de suerte, pero en la mayoría de los casos los beneficios son escasos y los riesgos son elevados. Además muchos de los mineros deben consumir drogas como metanfetaminas para soportar las duras condiciones de trabajo. Incluso a algunos se les paga con droga en vez de dinero.

Birmania es el mayor productor mundial de jadeíta, una preciada variedad de jade que se extrae principalmente en las montañas de Kachin y es especialmente codiciada en China. Pero la mayor parte de la extracción y comercio se produce en el mercado negro, por lo que no existen datos confiables.

Según la organización internacional Global Witness, el valor total de la producción del jade birmano ascendió en 2014 a unos 31 mil millones de dólares, que equivalen al 48 por ciento del producto interno bruto (PIB) de Birmania y era 46 veces mayor que el gasto total del gobierno en sanidad.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO