Tendencias

Manchas en blancos cuestan hasta 75 mil dólares anuales a hoteles

Rastros de comida, alimentos, sangre o fluidos corporales son los más comunes y pueden afectar severamente la imagen y percepción de un hotel

Teorema Ambiental/Redacción

De acuerdo con Ecolab, 70 por ciento de los profesionales de lavandería en la industria de alojamiento señalan que quitar manchas es su mayor reto. Por ejemplo, en un hotel típico de 150 habitaciones, el costo promedio de lavandería es superior a 200 dólares al día. Un hotel de 150 habitaciones gastará aproximadamente 75 mil dólares en sus operaciones en ese rubro y, de ese total, alrededor de 25 por ciento será en renovar ropa blanca, es decir, aproximadamente 18 mil 150 dólares.

Una manchita puede significar una enorme queja, ser la señal de algún tipo de intruso o falta de higiene en las instalaciones.

En los blancos de un hotel, las manchas más difíciles y más comunes son de grasa, aceite, tinta, sangre, lápiz labial, fluidos corporales y alimentos, base de maquillaje, arcilla de campos de béisbol o tenis, bloqueador solar, bronceador, café, té, vino, jugo de frutas y moho; y hasta manchas de óxido y hierro.

Entre los puntos más comunes de los que se quejan los clientes se encuentran pisos sucios, manchas sobre los muebles, sábanas, toallas y cubrecamas; así como el olor y/o grasa en las paredes del baño, por lo que el gasto en eliminarlas puede incrementarse si no se utiliza el producto adecuado o al tener que reemplazar los blancos.

manchas-costo

“La continuidad del negocio y el prestigio del lugar depende de mantener la limpieza y la higiene; y dentro de ello está eliminar las manchas. La misión de Ecolab es ayudar a sus clientes del sector hotelero a alcanzar los más altos estándares de calidad. Pero lo cierto es que no solo es responsabilidad del personal del hotel, sino también de los huéspedes revisar ciertas características y exigir una estancia tranquila e higiénica”, señaló Adrián García, gerente de Marketing de Ecolab México.

En casos más severos, manchas en el colchón, por ejemplo, pueden evidenciar la presencia de animales indeseables como chinches de cama o algún otro insecto que se alimente de sangre y tenga predilección por lugares con una temperatura cálida u otras condiciones aptas para su supervivencia y proliferación.

“Al quitar manchas de manera efectiva, un hotel puede optimizar sus operaciones de lavandería y ahorrar dinero porque reduce la necesidad de comprar ropa blanca nueva. Nuestro programa StainBlaster (https://es-mx.ecolab.com/offerings/stainblaster-stain-management) no solo permite a nuestros clientes ahorrar tiempo y dinero, también mejora los índices de satisfacción de clientes y protege la reputación del hotel”, agregó García.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO