Tendencias

La mariguana proviene del Tíbet

Un grupo de científicos presentó su hallazgo en la revista Vegetation History and Archaeobotany

Teorema Ambiental/Redacción

Nuevos estudios de arqueobotánica aplicados al polen de cannabis señalan que esta planta es originaria y empezó a cultivarse en la meseta en medio del Himalaya, donde se asienta el Tíbet, en lugar de en Asia Central, como se pensaba anteriormente, hace aproximadamente 28 millones de años.

Se trata de una de las plantas más conocidas en la Tierra porque produce cannabinoides, una sustancia química que tiene un impacto profundo en el cerebro humano.

Investigadores de la Universidad de Vermont, Middlebury College y la Universidad de Nottingham trataron de precisar el lugar más probable donde surgió la planta y publicaron sus hallazgos en la revista Vegetation History and Archaeobotany.

Los científicos estudiaron investigaciones arqueológicas o geológicas, en busca de una mención de la planta; la mayoría de las notaciones hacen referencia al polen porque es la parte de la planta que más puede sobrevivir.

Los investigadores señalan que identificar el polen de cannabis implicó que en la mayoría de las pruebas, parece ser idéntico al polen de lúpulo.

Cuando los investigadores se centraron en los estudios que mencionaron el cannabis, encontraron referencias a partes del sur de Rusia y el norte de China.

Un análisis más profundo los llevó a creer que el lugar de origen más probable era la meseta tibetana, quizás cerca del lago Qinghai, a unos tres mil 200 metros sobre el nivel del mar.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO