Tendencias

Instalan murales que rescatan la lucha ambiental en Panamá

En la ciudad de Panamá fueron creados 26 murales callejeros que reproducen la idiosincrasia de los habitantes de este país

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de Panamá, Panamá, 17 de enero de 2020.— Por las calles de la ciudad de Panamá puedes encontrar un mural que muestra el rostro perfecto de una mujer negra de grandes ojos cafés y turbante multicolor. Fue creado en el barrio de Río Abajo, en donde viven muchos descendientes de afroantillanos.

Este es uno de los 26 murales que adornan a esta urbe centroamericana que intentan contar su historia étnica, como parte de un proyecto impulsado por el gobierno local.

“Básicamente se crean espacios atractivos para que la gente se identifique con estos murales y de paso crear un sentido de pertenencia”, explicó el encargado del Departamento de Cultura del municipio de Panamá, Genaro Villalaz.

Una de las impulsoras de esta iniciativa de “arte positivo” fue la arquitecta, ambientalista y ex vicealcaldesa de la ciudad de Panamá, Raisa Banfield, quien comentó que la idea es convertir a la ciudad “en una sala de exhibición permanente”.

“Cada uno de los murales que se hicieron representan la diversidad humana, la riqueza natural del lugar, su expresividad, las etnias e historias de personajes de la comunidad”, explicó.

Otra muestra está colocada en el Mercado San Felipe Neri, donde acude gente de toda la ciudad a comprar víveres, ropa y artesanías. Allí se colocó un mural que muestra a cinco mujeres, una blanca, una negra y tres de las etnias guna, embera y ngäbe, entrelazadas y ataviadas con su traje típico.

Y también otro de varios tipos de sombreros típicos de la campiña panameña, especialmente el “sombrero pintao”, declarado en 2017 como patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco.

Uno más se encuentra en la parte externa del Museo Afroantillano, donde se “expone parte de la historia de los afrodescendientes en Panamá”.

En la Vía Israel, una de las más transitadas de la capital, está la obra “Todos nacemos libres e iguales” y muestra 49 rostros, todos de diferentes etnias, diferentes expresiones y en colores llamativos, realizados por varios artistas callejeros.

En el tema ambiental, sobre la avenida Simón Bolívar o Transístmica, una de las tres arterias principales de la ciudad de Panamá, hay cinco pinturas que denuncian cómo los humanos amenazamos a la naturaleza.

“El manglar y la huella humana” explica cómo eran estos ecosistemas antes del crecimiento de la ciudad panameña y cómo la contaminación los ha cambiado.

También hay representaciones de una garza blanca en medio de la basura, un pájaro con una máscara antigás y un bebé recién nacido en medio de los desechos.

El encargado del Departamento de Cultura del municipio de Panamá dijo que en una nueva etapa del proyecto que arrancó en 2014 se harán diez murales más, siempre en lugares donde pasen muchas personas y vehículos para que estén visibles.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO