Tendencias

Hallan vestigios de barrio prehispánico en zona de La Merced

Se trata de la comunidad denominada Temazcaltitlan; fueron detectados un temazcal y vestigios de una vivienda de la nobleza indígena

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 22 de enero de 2020.— Los restos de un temazcal prehispánico descubierto en un predio de las inmediaciones del barrio de La Merced, en el Centro Histórico de Ciudad de México, confirmaron con precisión el lugar donde estuvo el barrio de Temazcaltitlan, uno de los más antiguos de Tenochtitlan, según fuentes como el Mapa de Sigüenza, la Crónica Mexicáyotl y el Códice Aubin, los cuales relatan la historia de la peregrinación del pueblo mexica.

La construcción data del siglo XIV y es uno de varios hallazgos realizados por un equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), encabezado por Víctor Esperón Calleja, en la calle Talavera.

Las excavaciones también permitieron liberar los vestigios de una vivienda que pudo ser habitada por una familia indígena de origen noble, poco después de la conquista. Además, se hallaron diferentes estructuras arquitectónicas de una curtiduría, la cual funcionó entre 1720 y 1820.

En su Crónica Mexicáyotl, Hernando Alvarado Tezozómoc señala que en este lugar se hizo un temazcal para bañar y purificar a la doncella Quetzalmoyahuatzin, noble mexica que había parido en Mixhuca, “allá se bañó la madre de Contzallan, por eso se denomina Temazcaltitlan, allá se bañaron todos los mexicanos, allá se asentaron”.

Aunque excavaciones anteriores en la vecina Casa Talavera habían evidenciado estructuras arquitectónicas tenochcas, el arqueólogo refiere que Temazcaltitlan fue un barrio donde se veneraba a deidades femeninas como Tlazolteotl, Ayopechtli o Ixcuina (diosa del parto), Coatlicue, Toci, Chalchiuhtlicue y Mayahuel, advocaciones ligadas a la tierra, a la fertilidad, al agua y al pulque.

En el área oeste del predio, se observan los restos del temazcal, elaborado con bloques de adobe y fragmentos de tezontle recubiertos de estuco. En la parte central se ve la tina o pileta de agua para el baño de vapor, así como una de las banquetas que formaban parte del mismo, con dimensiones eran de cinco metros de largo por 2.98 de ancho.

El tlaxilacalli, o barrio de Temazcaltitlan, pertenecía a la parcialidad de Teopan (también llamado Zoquipan), primer territorio lacustre ocupado por los mexicas. Fue la sede donde se pudo haber localizado el águila devorando la serpiente, como lo recuerda el monumento de “La Aguilita”, en la Plaza Juan José Baz, que le hace contraesquina.

En cuanto a la casa de la nobleza indígena, en el siglo XVI, esta zona del campan de Teopan estaba más poblada de lo que se creía, pues se pensaba que era una zona eminentemente de chinampas “pero en esta propiedad tenemos evidencia de los pilotes de maderas y piedras que sirvieron para la cimentación de los muros de dichas viviendas”, refirió el investigador.

“La mezcla de estos dos sistemas constructivos, por un lado, el pilotaje prehispánico y, por el otro, las columnas cuadradas que derivan de la arquitectura europea, nos ayudan a fechar de manera provisional esta edificación, a la espera de los resultados de análisis pormenorizados”, agregó.

Se han explorado 15 metros en sentido este-oeste, y diez metros en sentido norte-sur. Un pasillo elaborado con piedra de río de diez metros de largo y 2.70 de ancho, divide las cuatro habitaciones que conforman la antigua casa, dos de los cuartos se ubican al norte y un par más al sur.

“Las paredes presentan un aplanado de estuco decorado con motivos en rojo y sus pisos son de bloques de adobe acomodados. Estos elementos nos indican que este espacio fue habitado por una familia indígena, posiblemente de origen noble.”

El equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH ha concluido la liberación del predio, toda vez que ya se realizaron los registros gráficos y fotográficos de los restos arqueológicos, así como la toma de muestras que servirán para afinar mayores datos sobre sus distintas ocupaciones.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO