Tendencias

Formas alternas de turismo

El turismo alternativo se divide en ecoturismo, turismo de aventura y turismo rural

Lizlenne Tiburcio

Ciudad de México.─ Lo de hoy no es sólo ir a playas y hoteles, a ciudades totalmente comerciales que son junglas de asfalto, para todos hay algo diferente. Pequeñas comunidades del país ofrecen la oportunidad de hacer turismo alternativo, una manera de conocer más a fondo nuestro país protegiendo el medio ambiente.

Este turismo alternativo se divide en ecoturismo, una clase distinta al turismo tradicional que privilegia la sustentabilidad, la preservación, la apreciación del medio natural y cultural; el turismo de aventura, que son los viajes que tienen como fin realizar actividades recreativas, asociadas a desafíos impuestos por la naturaleza y se compone de diversas actividades agrupadas de acuerdo al espacio natural en que se desarrollan: tierra, agua y aire.

Y la tercera forma de turismo alternativo es el turismo rural, que es la actividad turística que tiene lugar en un espacio rural, ya sea en localidades pequeñas (menos de dos mil habitantes) o en las zonas próximas a las ciudades alejadas de su casco urbano; estas definiciones de la Secretaría de Turismo (Sectur), nos permiten ampliar el panorama de actividades que mejoren nuestra salud y sean benéficas para el medio ambiente, porque en ninguna de sus formas hay contaminación.

Estas actividades promueven el compromiso de conocer, respetar, disfrutar y participar en la conservación de la naturaleza y las costumbres regionales, fortaleciendo la organización de la comunidad, generando fuentes de empleo, identificando fuentes de financiamiento, conservando los recursos naturales y mejorando los servicios.

Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO