Tendencias

En Europa y Estados Unidos crece el gusto por lo orgánico

Tanto en Europa como en Estados Unidos los cultivos orgánicos ganan terreno y se dan definiciones para consolidar su presencia en los mercados.

Las enfermedades en animales bovinos, como el «mal de las vacas locas» y la fiebre aftosa, que recientemente han azotado a algunos países, han influido en la decisión de regresar a esta práctica inocua para el medio ambiente y la salud humana.

Precisamente, una serie de cambios sociales, el crecimiento de la población que presiona el mantenimiento de los recursos naturales y genera más contaminación ambiental, los escándalos sobre alimentos infectados con enfermedades, la difusión de una conciencia por el ambiente y la cautela por productos obtenidos a partir de la modificación genética, están creando una nueva cultura alimentaria más positiva.

El propio comisionado de Agricultura de la Unión Europea, Franz Fischler, ha prometido que el miedo de los consumidores por productos afectados con los males en el sector pecuario llevará a una agricultura europea más amena en relación con el medio ambiente.

Afirmó que para restaurar la confianza de los consumidores habrá de asegurar que los productos sean cultivados y cosechados cuidando las cosechas, el medio ambiente y los animales.

Fischler también manifestó que la comisión ya había sido rigurosa en cuanto a la limpieza de la cadena alimenticia y ahora está en posición de avanzar con sus planes para lograr una agricultura menos intensiva y benéfica para el medio ambiente.

Definió que la comisión deberá impulsar tres áreas:

• Gastar menos en su producción, y preocuparse más por preservar su medio ambiente y el área agrícola.

• Penalizar más el incumplimiento de requerimientos medioambientales.

• Además, debería insistir en la reducción del apoyo agrícola para las granjas grandes al menos en 20 por ciento, y usar este dinero para medidas adicionales que promuevan la agricultura ambiental y orgánica. Empero, por desgracia, sólo Francia, Inglaterra y Portugal han hecho uso de esta opción.

Fischler remarca que el futuro de la política debe extenderse más a promover una agricultura basada en calidad, orientada hacia el mercado y saludable para el medio ambiente.

Aumentan los agricultores orgánicos certificados en EU

La Fundación de la Investigación del Cultivo Orgánico (OFRF, por sus siglas en inglés) dio a conocer los resultados de su censo anual con respecto a los agricultores orgánicos certificados en Estados Unidos. De acuerdo con sus cifras en enero de 2001 se registraron siete mil 800 agricultores orgánicos certificados, lo cual representa un incremento de 18 por ciento con respecto a 1999, cuando fueron seis mil 600.

Para la actualización del Directorio Nacional de Certificadores Orgánicos, la OFRF preguntó a las 89 agencias de certificación orgánica de Estados Unidos cuántos agricultores orgánicos se registran actualmente. Sólo cinco certificadores no proporcionaron información.

La OFRF no es lucrativa y está exenta del pago de impuestos, además de ser dirigida por agricultores orgánicos certificados. Su objetivo es mejorar y extender las prácticas del cultivo orgánico. Patrocina la investigación relacionada con este tipo de cultivo, difunde resultados a agricultores orgánicos y a otros interesados en adoptar este sistema de producción, así como educar al público en general y a aquellos que toman decisiones sobre problemas en torno a este tema.

Italia, más orgánico

Como nunca, el incremento en los modelos de consumo por lo orgánico fue presentado en la decimoctava edición de Macfrut, una de las ferias más importantes para la industria de la fruta líder italiana.

El aumento por este tipo de productos fue notable, ya que los pabellones sobre lo orgánico cubrieron 20 por ciento del espacio de la exhibición. El sector de los alimentos orgánicos cuenta sólo con 2.5 por ciento del mercado total, pero ha mostrado una tendencia al alza en los últimos cuatro años de 460 por ciento.

Sin tomar en cuenta algunos nichos y productos herbolarios, lo orgánico se ha vuelto más accesible y menos costoso. Las grandes cadenas de mercado, que por años no querían exhibirlos, han puesto atención en la nueva realidad del mercado y ahora hasta los promueven.

El Centro de Agricultura Sustentable de Italia afirma que los supermercados y los mercados al mayoreo están convirtiéndose en uno de los sitios predilectos para comprar alimentos orgánicos, gracias a la creación de nuevas marcas. Lo que atrae más al consumidor son las frutas y los vegetales, que representan más de 60 por ciento de las ventas de orgánicos en este país europeo.

La alta demanda de alimentos saludables y naturales demuestra lo irresistible de esta tendencia. Se observa una compra creciente de alimentos con características positivas, como los orgánicos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO