Tendencias

Durante contingencia, 10 tips para fortalecer tu sistema inmunológico

Es recomendable una dieta alcalina, rica en antioxidantes, probióticos y con una dosis extra de vitaminas y minerales

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 26 de marzo de 2020.— Luego del aumento de casos de coronavirus COVID-19 en México, que han provocado que el gobierno federal decretara la segunda fase de contingencia para disminuir la propagación de contagios, mediante el aislamiento social, estos son algunos tips que te pueden servir para fortalecer sistema inmunológico y hacer más efectiva la sana distancia.

Extrema Higiene.— Implementar prácticas estrictas en este aspecto es crucial durante esta época. Además es recomendable cuidar las pláticas que tenemos con la gente y evitar caer en pánico o histeria colectiva, ya que tienen un fuerte impacto. Es mejor realizar actividades y pensamientos que alegren o relajen nuestra mente para detener alguna interferencia externa.

Alimentación balanceada.— Es recomendable una dieta alcalina, rica en antioxidantes (que se encuentran en vegetales verdes), probióticos y con una dosis extra de vitaminas y minerales.

Meditar en el aquí y ahora.— Centrarse en el presente, es una técnica de meditación con un tremendo poder curativo. Al meditar de esta forma evitamos que nuestra energía se disperse en preocupaciones y nos capacita para tomar medidas ante las diferentes situaciones.

Conexión con la naturaleza.— Una de las actividades más relajantes y fortificantes para el cuerpo y mente es recostarse en el piso, contemplar el cielo, una flor o el paisaje natural te conecta con la energía curativa del planeta y enfocar la mente en las fuerzas vitales. En la medida posible, siembra y trabaja con las plantas para participar en el ciclo de la vida y producir alimentos, hierbas y belleza. Toma en cuenta que la recomendación en este momento es mantenernos dentro de casa, el mayor tiempo posible.

Tomar el sol.— Exponerse a los rayos del sol durante unos diez minutos al día ayuda a absorber mejor los nutrientes del astro y estimula la producción de vitamina D, que reduce las infecciones de las vías respiratorias superiores y ayuda al sistema inmunológico, además de liberar endorfinas.

Respiración alegre.— A través de la respiración se purifica y fortalece el sistema respiratorio, también se calma el sistema nervioso y aumenta la oxigenación cerebral y del cuerpo. Una inhalación lenta y consciente tiene un efecto inmediato sobre cuerpo y mente, reduciendo la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea al estimular el nervio vago, que va desde el cuello hasta el abdomen y se encarga de desactivar el reflejo de “lucha o huida” y activar la relajación.

Disfruta de olores agradables y realiza inhalaciones de vapor aromático.— Las inhalaciones de vapor, ya sea en un sauna o inhalaciones directas en casa, son ampliamente purificantes y fortalecedoras del sistema respiratorio. Se puede agregar al vapor aromas como eucalipto, lavanda, menta, árbol de té o tomillo, para relajar y tonificar los pulmones.

Los aceites esenciales son creados de los metabolitos secundarios volátiles, causantes del olor y sabor de las plantas. Estas sustancias tienen beneficios antimicrobianos, antivirales y antisépticos a partir de la inhalación o de absorción tópica.

Estudia y encuentra nuevos pasatiempos (hobbies).— Aprovecha el tiempo para enriquecer conocimientos y ocupar la mente en actividades que dan placer y alegría, o que son útiles para la vida.

Ejercicio y baile.— La alegría y el movimiento son vitales para la salud dinámica y la regeneración constante de células. Cualquier tipo de actividad física es positiva para el bienestar integral, para liberar tensión y eliminar toxinas. La danza estimula la liberación de dopamina, norepinefrina y serotonina. En tanto, los ejercicios de equilibrio y resistencia causan una conexión entre el cuerpo y el cerebro que establece una mayor consciencia.

Música, canto y terapia de sonido.— Los beneficios curativos de cantar incluyen la liberación emocional y sintonizan la energía del cuerpo. La terapia de sonido es efectiva para la relajación y es una forma de moverse a través de los bloqueos del cuerpo. A su vez, los cuencos de cristal o tibetanos, las meditaciones de gong o diapasones ayudan a disminuir afecciones como el estrés, la ansiedad y la depresión, manteniendo el entorno del cuerpo con vibraciones positivas.

Estas recomendaciones se pueden realizar en casa durante los días de aislamiento e incorporarlos al día a día para mejorar el sistema inmunológico. Si sufres de síntomas de enfermedad debes acudir a un profesional de la medicina.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO