El Senado de México - ¿Sabías que?
Tendencias

Día Internacional de la Conservación del Suelo

En este día, hay que visibilizar el impacto de la erosión de este recurso, sobre todo reconocer la importancia de la tierra en el equilibrio ambiental

Ciudad de México, 7 de julio de 2022.— Las palabras del científico Hugh Hammond Bennet: “El suelo productivo es el fundamento de la agricultura perdurable sin la cual no puede haber prosperidad ni progreso”, siguen vigentes y en el Día Internacional de la Conservación del Suelo se hace un recorrido sobre la importancia que tiene este recurso para la supervivencia humana.

Esta celebración que se constituyó hace 59 años en honor a Hugh Hammond Bennett, resalta los beneficios de operar adecuadamente los suelos, donde se involucra un sistema complejo con numerosos procesos químicos, físicos y biológicos. Existen muchas causas que degradan las condiciones de los suelos, la erosión es una de las principales.

La erosión del suelo es el proceso de desgaste de la superficie terrestre, este puede ser ocasionado por acciones geológicas como las corrientes de agua, climáticas por lluvia o viento y por acciones del ser humano como la agricultura, deforestación, entre otros. La expansión de las ciudades que carecen de construcciones autosuficientes puede profundizar la problemática.

“Uno de los grandes retos actuales es cómo construimos ciudades resilientes al clima, y en efecto, esto incluye las acciones que realicemos en materia de protección del suelo, puesto que las acciones que hagamos como humanidad pueden exponer a una mayor o menor erosión”, comparte Jorge Jean, director de Marketing de Amanco Wavin México y Centroamérica.

El directivo de Amanco Wavin señala que hablar de ciudades autosuficientes considera análisis de impacto ambiental, y planifica construcciones resilientes “cuentan con fuentes de energía renovable, reducción de gases contaminantes, tratamiento de residuos. Además de uso de materiales durante la construcción que sean más eficientes en el manejo de los recursos naturales”.

La erosión del suelo puede darse por erosión natural, como el paso de flujo de agua, por el aire o por gravedad como caídas de rocas. Y también por erosión antrópica que es la ocasionada por las actividades humanas, entre las principales se encuentran la agricultura, la deforestación, crianza de ganado, construcciones de rutas o ampliación de zonas urbanas.

Todas las actividades mencionadas son necesarias para la subsistencia, pero cuando se realizan sin considerar el recurso del suelo pueden ocasionar daños irreparables, puesto que para que se forme un centímetro de suelo se requiere hasta mil años, según un estudio presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). La gestión sostenible del suelo permitiría producir hasta un 58 por ciento más de alimentos, algo relevante cuando se proyecta que para 2050 la producción agrícola deberá aumentar en un 60 por ciento a escala mundial.

De acuerdo con una investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las prácticas agrícolas, el sobrepastoreo, la deforestación, la modificación del uso de suelo y el cambio climático han llevado a la degradación de al menos 45 por ciento del territorio nacional. Es importante que cada actividad vinculada realice acciones en búsqueda de la conservación del suelo, al ser este un recurso natural no renovable en términos del período de vida humana, y un elemento del ambiente de gran importancia para los ecosistemas y la economía.

En materia de construcción, Amanco Wavin contribuye con Geosintéticos, una tecnología que por su configuración y resistencia genera grandes beneficios, puesto que cuidan el suelo ayudando a la vegetación a establecerse en zonas donde por sí sola no es capaz, protegen zonas adyacentes impidiendo procesos de socavación, entre otros. “La reconstrucción de taludes, canales y márgenes de ríos, provoca inversiones considerables. Los Geosintéticos contrarrestan este fenómeno con el fin de revegetar y disminuir el desprendimiento, transporte y depósito del suelo”, agrega Jean.

Uno de los proyectos recientes con Geosintéticos fue el realizado en una autopista en México, en donde se utilizaron 14 mil metros cuadrados de manto de control de erosión Amanco Wavin TRM700, que por sus propiedades mecánicas es altamente recomendado para prevenir procesos erosivos en taludes carreteros, y también por su facilidad de instalación y costo.

Con la implementación de Amanco Wavin TRM700, se logró contener la erosión de la roca y la reducción de los efectos negativos de las fuerzas hídricas y eólicas que causan los procesos erosivos en el talud, evitando así desprendimientos y transporte de materiales de suelo y roca en la superficie de rodamiento de la vía. Al controlar este efecto de erosión, se previenen problemas de estabilidad del talud.

“En Amanco Wavin tenemos el firme propósito de construir entornos saludables y sostenibles, para dejar huella positiva en las vidas que impactamos, esto nos incentiva a buscar nuevas formas de mejorar la calidad de vida, con el desarrollo de biotecnologías que minimizan el impacto ambiental, mejoran el proceso de ejecución, poseen mayor durabilidad de las construcciones y por ende hacen más eficiente las inversiones a largo plazo”, concluye Jorge Jean.

Fotografías cortesía de Amanco Wavin

Suscríbete al Boletín

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO