Tendencias

Día del Maestro

El papel del maestro en la vida social de los pueblos ha jugado un papel primordial

Wendy Coss y León

Ciudad de México, 14 de mayo de 2020.— Desde tiempos inmemoriales, el papel del maestro en la vida social de los pueblos ha jugado un papel primordial. Las primeras tribus que poblaron la Tierra, eligieron al sacerdote o chamán, “el que conoce” que creó los mecanismos, símbolos y valores de acuerdo a su tiempo y espacio. Era el responsable de iniciar a niños y adolescentes en las costumbres y creencias de sus padres y ancestros. Se creía que estos, también llamados “brujos”, tenían el don de comunicarse con el mundo invisible y transmitir los mensajes de sus dioses a los mortales que habitaban el mundo exterior.

Con el paulatino desarrollo de la civilización a través de los años, los chamanes o sacerdotes fueron poco a poco desbancados por sabios y estudiosos como Aristóteles, Sócrates, Platón y Confucio antes de Cristo, y al pasar los siglos, cabe destacar a Alexander Graham Bell, inventor del teléfono y profesor de fisiología vocal para ayudar a los sordos; Jean Jacques Rousseau, considerado como iniciador del romanticismo educativo e iniciador de lo que se identificaría como la educación moderna. Creía en el papel educador de la mujer “que sabe pensar”; María Montessori, médica y educadora italiana, mejor conocida por la filosofía de la educación que lleva su nombre y sus escritos sobre pedagogía.

Noam Chomsky

Relevantes catedráticos y maestros de generaciones también lo fueron Albert Einstein o el mundialmente famoso, Noam Chomsky, aún vivo; lingüista, filósofo, politólogo y activista estadounidense de origen judío. Es profesor emérito de lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX.

Sin embargo, el prototipo de gran maestra, por su entrega, tesón, resultados, recae sin duda en Anne Sullivan, la mujer que comprometió su vida a lo que parecía un imposible: educar y convertir a una criatura salvaje, irascible e incontrolable, Helen Keller, en un ser humano que, pese a ser sorda, muda y ciega, llegó a ser una activista y filántropa destacada que se entregó a la tarea de recaudar dinero para la Fundación Americana para ciegos.

Sullivan se dedicó a enseñar a la rebelde Helen (1880-1968) a hablar, leer y escribir. En su edad adulta, se transformó en escritora y oradora, pese a que quedó sorda y ciega a los dos años, presumiblemente por meningitis. Con gran paciencia, Sullivan le enseñó a hablar. Ponía la mano de Helen en su garganta para que pudiera sentir las vibraciones creadas al comunicarse. Asimismo, pudo enseñarle a pensar inteligiblemente usando el método Tadoma, tocando los labios de otros mientras hablan, sintiendo las vibraciones, y deletreando los caracteres alfabéticos en la palma de su mano. Su historia, llevada al cine, ganó un Oscar en 1962.

Es un requisito para ser un excelente maestro, tener vocación de servicio y ser un ejemplo para sus alumnos. Aun cuando su papel ante la sociedad es muy importante, su principal tarea es convertirse en el facilitador del aprendizaje, es decir, en un guía para sus estudiantes. Trabajar hoy en día en la concientización de la situación por la que atraviesa el planeta: la sobrepoblación y el consumo desmedido, conlleva a quitarle más recursos a la tierra para satisfacer a la explotación demográfica y su adicción al desenfrenado consumismo.

Además de la vocación, se requiere esfuerzo, dedicación y sacrificio, que a veces implica imponerse un impulso mayor, más aún para quienes tienen que trabajar en comunidades lejanas con muchas carencias, pero su amor por esta noble tarea conlleva, sobre todo, a la dedicación y el compromiso de su docencia.

El papel del maestro va más allá porque no es nada más impartir clases, sino que debe convertirse en consejero, sicólogo, médico e incluso transformarse en “segundos padres” para sus discípulos.

Maestros mexicanos

Hoy 15 de mayo, Día del Maestro, instituido en nuestro país en 1915, recordamos a algunos maestros que con su trabajo marcaron a México por las diversas acciones que llevaron a cabo desde las aulas y fuera de ellas, incidiendo en la educación del país.

José María Vasconcelos Calderón, filósofo, educador, abogado, escritor y político, nacido en 1882 en Oaxaca. Fundó y presidió el Ateneo de la Juventud en 1909; dirigió la Escuela Nacional Preparatoria y en 1921 fue nombrado secretario de Educación Pública. También fue rector de la Universidad Nacional y director de la Biblioteca Nacional.

Vasconcelos propuso las características del escudo y el lema que aún conserva la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM): “Por mi raza hablará el espíritu”. Impulsó la educación indígena, la rural, la técnica y la urbana; creó redes de bibliotecas, misiones culturales, escuelas normales y Casas de Pueblo que convirtió en centros educativos básicos.

Fue escritor, historiador, periodista, poeta, político y promotor de la fundación de la Universidad Nacional de México, hoy UNAM. Varias universidades de América Latina le otorgaron el título de “Maestro de América” nombre con el cual también es conocido. Por su obra educativa se le conoce también como “el apóstol de la educación”.

La vida y obra del doctor Mario Molina (Ciudad de México, 1943), premio Nobel de Química (1995), que recibió junto con Sherwood Rowland por ser los pioneros en establecer la relación entre el agujero de ozono y los compuestos de cloro y bromuro en la estratosfera, está estrechamente ligada al mundo académico y a la docencia en México.

Ha impartido clases en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en la Universidad Nacional Autónoma de México (su alma mater), en la Universidad de California, Irvine y en el Laboratorio de Propulsión a Chorro del Instituto Tecnológico de California. Actualmente es profesor de la Universidad de California, San Diego, donde es miembro del Departamento de Química y Bioquímica y del Instituto de Oceanografía Scripps.

El 15 de octubre de 2015 se inauguró el Edificio Mario Molina en la Ciudad Universitaria, un espacio que vincula la investigación entre la Facultad de Química y la Industria. Fue construido como parte de la celebración de los 100 años de dicha Facultad y está orientado a brindar soluciones a problemas relacionados con la protección ambiental, el uso de energía y la prevención del cambio climático.

Justo Sierra, nacido en Campeche en 1848, sirvió en los gobiernos de Porfirio Díaz y, posteriormente, en el de Francisco I Madero. Como educador, Sierra promovió el cambio del concepto de “instrucción” por el de “educación”, la unificación lingüística del país, la autonomía de los jardines de niños, el reconocimiento del magisterio en el nivel superior, un sistema de becas para los alumnos más aventajados y la difusión de las Bellas Artes.

Es una de las figuras más completas del México moderno. Encarnó el modelo prototípico del erudito del siglo XIX a través de una obra en la que se dan cita todos los géneros: poesía, prosa poética, teatro, crítica y artículos literarios, periodismo político, discursos, libros de viajes y ensayos. Representó a México en el Congreso Hispanoamericano de Madrid, y después del triunfo de la Revolución, el presidente Madero lo envió como ministro plenipotenciario a España, donde murió.

Rosaura Zapata

La maestra Zapata, originaria de La Paz, Baja California Sur, donde nació en 1876, se graduó en la Escuela Nacional de Maestros. Asimismo, estudió Psicología y Ciencia de la Educación en la UNAM. Se especializó en educación preescolar. Viajó a Europa para observar y aprender cómo se manejaban los jardines de niños establecidos por Johann Heinrich Pestalozzi y Friedrich Fröebel. De regreso a México impulsó el desarrollo de esa enseñanza. Conoció las propuestas educativas de avanzada en el extranjero a principios del siglo XX y se esforzó por aplicar estos esquemas a nuestro país. Además de su trabajo como profesora de preescolar, fue inspectora de los jardines de niños en la Secretaría de Educación Pública. Por su labor educativa fue reconocida en 1954 con la primera edición de la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO