Tendencias

Detectan nuevo brote de ébola en República Democrática del Congo

Este brote se suma a uno que se encuentra activo en este momento en el país y que ya ha cobrado la vida de 2 mil 280 personas desde agosto de 2018

Teorema Ambiental/Redacción

Kinshasa, RDC, 2 de junio de 2020.— El ministro de Salud de la República Democrática del Congo (RDC), Eteni Longondo, reportó este lunes un nuevo brote de fiebre hemorrágica del Ébola y que ya había cobrado la vida de cuatro personas.

Este brote se suma a uno que se encuentra activo en este momento en el país y que ya ha cobrado la vida de dos mil 280 personas desde agosto de 2018 y que se esperaba ser declarado como oficialmente controlado hacia el 25 de junio.

Las cuatro muertes se registraron en un barrio de Mbandaka, principal ciudad de la provincia del Ecuador, ubicada a unos 600 km al norte de la capital Kinshasa. Ambas ciudades se comunican por el río Congo pero es necesaria una semana de navegación.

“El Instituto Nacional de Investigación Biomédica (INRB, por sus siglas en francés) acaba de confirmarme que las pruebas venidas de Mbandaka son positivas de la enfermedad del virus del Ébola”, agregó el ministro.

La provincia del Ecuador ya se vio afectada por una epidemia de ébola entre mayo y julio de 2018, con 54 casos positivos, de los cuales 33 fueron fatales.

El virus del Ébola es un enfermedad grave, a menudo mortal que se detectó por vez primera en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (hoy Sudán del Sur) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, que da nombre al virus.

El virus se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados, de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.

Posteriormente, el virus se propaga por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.

Las ceremonias de inhumación que implican contacto directo con el cadáver también pueden contribuir a la transmisión del ébola.

El periodo de incubación oscila entre dos y 21 días. Las personas no son contagiosas hasta que aparecen los síntomas. Se caracterizan por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta, seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas, así como una disminución del número de leucocitos y plaquetas y una elevación de las enzimas hepáticas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO