Tendencias

Catedral de Notre Dame reabre sus puertas tras el incendio

El acto religioso se transmitió en vivo, ya que no se permitió el acceso a los feligreses. Los religiosos que oficiaron debieron usar casco durante la ceremonia

Teorema Ambiental/Redacción

La catedral de Notre Dame reabrió sus puertas, luego del incendio que arrasó el techo, su aguja y parte de su interior el pasado 15 de abril y puso en riesgo la estabilidad del edificio, frente a la mirada incrédula de los parisinos.

La ceremonia fue encabezada por el arzobispo de París, monseñor Michel Aupetit. Sin embargo, los clérigos que oficiaron la celebración debieron realizarla bajo importantes medidas de seguridad, pues la estabilidad del edificio no está totalmente asegurada. Por ello, no se permitió el acceso a feligreses y los sacerdotes debieron portar un casco de seguridad. Por esta razón, la eucaristía solo fue transmitida por el canal católico francés KTO.

El acto se realizó en la parte de la capilla tras el coro, para garantizar la seguridad del monseñor Aupetit y el rector de Notre Dame, monseñor Patrick Chauvet, canónigos, voluntarios, personas que trabajaban en la catedral y empleados de la diócesis.

“El fuego, que devastó el edificio el 15 de abril, provocó una oleada de emoción, no solamente para la comunidad de creyentes. Esta catedral es un lugar de culto, ese es su único y verdadero propósito”, mencionó el arzobispo en su sermón.

La misa tuvo como motivo la celebración de la consagración del altar de la catedral, una fecha altamente significativa, espiritualmente para los parisinos católicos. Por ello, los comulgantes se reunieron en la Capilla de la Virgen, en el este del edificio, que albergaba la Corona de espinas, uno de los tesoros de la catedral para los católicos, y que fue salvado de las llamas la noche del incendio.

Desde el incendio, entre 60 y 150 obreros trabajan en el lugar, evacuando escombros y estabilizando la estructura, por lo que las obras se encuentran en fase de consolidación y durarán todavía algunas semanas más, antes de que se inicien largos y complejos estudios previos a las obras de renovación.

De hecho, tras el siniestro, el presidente francés Emmanuel Macron aseguró que los trabajos de reconstrucción estarán terminados en un plazo de cinco años, pese a que solo el 9 por ciento de los 850 millones de euros prometidos por donaciones fueron abonados, aunque las autoridades aseguran que los recursos irán llegando.

Ello se explica por el hecho de que las pequeñas donaciones de particulares se realizan sin condiciones especiales, pero las grandes donaciones de empresas y colectividades están sometidas a procesos mucho más complejos y largos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO