Tendencias

Capacitan a productores chiapanecos para el aprovechamiento de vainilla

Esta nueva iniciativa en el estado de Chiapas ya apoya a 30 productores, a quienes se les ha capacitado en cuestiones técnico-agrícolas, organización comunitaria y comercialización

Teorema Ambiental/Redacción

En el mes de abril inició uno de los programas más ambiciosos de recuperación de la vainilla mexicana en el estado de Chiapas, cuatro comunidades del municipio de Chilón, al norte del estado, buscan desarrollar un proyecto agroforestal que preservará extensas áreas de selvas y bosques de niebla y permitirá mejorar la calidad de vida de los pobladores de la zona.

El proyecto es arropado por Fundación Pedro y Elena Hernández AC, que cuenta con años de experiencia en la plantación de vainilla en el norte de Veracruz, donde apoya exitosamente a más de 120 pequeños productores, quienes ya tienen beneficios económicos y trabajan intensamente en la diversidad biológica del Área Natural Protegida (ANP) Sierra de Otontepec.

Esta nueva iniciativa en el estado de Chiapas ya apoya a 30 productores, a quienes se les ha capacitado en cuestiones técnico-agrícolas, organización comunitaria y comercialización, para que hacia 2022 el programa sea autosustentable, con una organización de productores autogestionados y se dé atención al menos a 90 familias, es decir, unas 630 personas incorporadas al programa.

El clima de esta zona del estado de Chiapas es ideal para la producción de vainilla, un producto que permitirá mejorar la calidad de vida a sus pobladores sin generar daños al entorno como deforestación o explotación irracional. La vainilla, una orquídea 100 por ciento mexicana, requiere de árboles tutores para su adecuado desarrollo y producción, generando así una simbiosis perfecta en la protección de los bosques de niebla de la región.

Este programa se suma a otros esfuerzos que iniciaron en 2017, donde las comunidades impulsaron un proyecto comunitario para la cría y manejo de abejas meliponas, las cuales además de aportar una miel altamente valorada, son importantes polinizadoras de la flora de selvas y bosque.

Además, se dará capacitación a los nuevos productores en otras etapas del proceso como: asesoría sobre el cuidado de las orquídeas, los procesos de beneficiado de la vainilla, la elaboración del producto y establecerá los canales de comercialización directo de los productores para impulsar un comercio justo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO