Tendencias

Cambia patrón de consumo de flores

Esta situación obliga al productor a actualizarse en las nuevas variedades y los precios del mercado, para poder ofrecer productos más competitivos.

El consumidor ya no compra sólo crisantemos y claveles, ahora consume más tulipanes, gerberas y lilis, comentó Gilberto Rendón López, director de Florexpress México.

El incremento del poder adquisitivo de las personas en los últimos 10 años, se ha reflejado en un mercado de flores y plantas que está creciendo y se mantiene estable.

El experto en floricultura habló de que hace seis años el consumo de flores de corte era de 500 millones de dólares, mientras que hoy, según datos del Consejo Mexicano de la Flor, el consumo aproximado es de 1,500 millones de dólares.

De igual forma señaló que el volumen y la diversidad en la oferta de flores crecieron, al importarse cerca de 100 millones de bulbos de distintas flores el año pasado.

La producción de flores ornamentales es muy grande, ocupa 52 por ciento de las 22 mil hectáreas destinadas a la floricultura de nuestro país, pero aún falta profesionalizar su manejo. En la Central de Abasto la flor se trata como si fuera basura; sin una identificación, clasificación o marca, aunque ya algunos comerciantes empiezan a operar de manera profesional este tipo de mercancías, sobre todo en el norte del país donde los mayoristas tienen instalaciones adecuadas y llevan un control de sus inventarios, apuntó Rendón López.

El mercado mexicano de flores todavía deja mucho que desear en la cadena de producción y distribución, a los productores les falta analizar bien sus costos y sobre todo tener formalidad en la entrega de sus productos, expresó.

La construcción del mercado nacional de flores y plantas en San Antonio la Isla, Estado de México, que requirió una inversión de 50 millones de dólares de parte productores y distribuidores asociados, es un esfuerzo titánico pero necesario para contar con instalaciones apropiadas que permitan un adecuado procesamiento, empaque y distribución de flores y plantas cerca de las zonas productoras del país, opinó.

Dentro de la comercialización, 80 por ciento de la producción total de ornamentales se destina al mercado nacional y el resto al mercado de exportación, que registró una baja considerable en los últimos años debido a que “los productores están apostando al mercado local, que está tomando fuerza, es más barato y no exige altos estándares de calidad; además de que existe una resistencia por parte de los productores norteamericanos a cuidar su mercado”, explicó el especialista.

Otra limitante para la exportación son los problemas fitosanitarios, la presencia de plagas en los cultivos como crisantemo, gladiola y alcatraz han impedido su exportación.

Ya nada es como antes

Durante su participación en el ciclo de conferencias de Expo Verde México 2007, Gilberto Rendón enfatizó que el futuro de la comercialización de flores de corte “ya no es como solía ser”, los constantes cambios y el entorno globalizado proyectan nuevas formas y canales de venta, incluso la posibilidad de gravar flores con el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Rendón López, quien tiene una amplia experiencia en el ramo de la comercialización de flores, advierte que en un futuro podría darse una reforma fiscal que determinaría el cobro de IVA en flores y plantas de ornato; lo cual representaría un fuerte golpe a la industria y un peligro para la comercialización de plantas de nuestro país.

Otros cambios que se aproximan son la segmentación de las florerías, las cuales se dedicarán a mercados específicos; la aparición de nuevos conceptos de franquicias mezcla de mayorista y florería; así como formatos exitosos que se han aplicado en otros países llámese venta de flores por Internet o en supermercados.

La venta de flores en supermercados es una actividad que actualmente representa 50 por ciento de todas las ventas realizadas en Estados Unidos, por lo que debe considerarse como una buena opción a futuro, refirió el directivo de Florexpress México.

Un aspecto importante que se debe considerar es el consumo, actualmente se destina un promedio de 10 dólares per cápita al año a la compra de flores, mientras que otros países alcanzan los 50 dólares, para elevar estos índices es necesario que en el mercado existan nuevas variedades, colores, presentaciones, calidad de producción y un buen manejo poscosecha que permita una mayor vida en anaquel de los productos.

“Tenemos una buena oportunidad de mercado pero hay que hacer bien las cosas con la cooperación de todos, para que se vea beneficiada nuestra industria”, agregó al señalar que el mercado de flores en México está evolucionando.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO