Sostenibilidad

Ya se han sembrado 2.6 millones de árboles en suelo de conservación

Tan solo en la comunidad de San Salvador Cuauhtenco, en el paraje El Desparramadero, fueron plantados 10 mil pinos lacios (Pinus pseudostrobus)

Teorema Ambiental/Redacción

Con el apoyo de 36 núcleos agrarios, el proyecto el Reto Verde implementado por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México informó que mediante jornadas de revegetación se han plantado dos millones 561 mil 526 árboles en suelo de conservación.

El director de Preservación, Protección y Restauración de los Recursos Naturales de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (Corenadr), Diego Segura Gómez, señaló que esta labor ha sido posible con la participación de ejidatarios (60 por ciento de los participantes), así como comuneros y voluntarios. “El grueso de los trabajos de restauración los estamos coordinando con las brigadas comunales y ejidales y es muy importante involucrarlos en todo el proceso”, aseguró.

Tan solo en la comunidad de San Salvador Cuauhtenco, en el paraje El Desparramadero, fueron plantados diez mil pinos lacios (Pinus pseudostrobus), además de actividades de mantenimiento como poda y limpieza en una superficie de 12 hectáreas con la colaboración de estudiantes del Instituto Tecnológico de Milpa Alta.

En esta actividad participaron 232 brigadistas de la dependencia capitalina, 111 brigadistas comunales, 131 elementos de la Guardia Nacional y 578 alumnos del Instituto Tecnológico de Milpa Alta, quienes fueron invitados con el propósito de que se genere conciencia entre los más jóvenes.

“Hemos estado trabajando con algunas escuelas y la idea es involucrar a la ciudadanía, crearles conciencia, que sepan la importancia de los recursos naturales y del mantenimiento”, señaló Diego Segura.

Comentó que la reforestación en suelo de conservación de varios puntos de la capital se ha trabajado de manera coordinada con la Dirección General del Sistema de Áreas Naturales Protegidas y Áreas de Valor Ambiental, también de Sedema.

Edilberto Ramírez Lozada, representante de la comunidad de Cuauhtenco, dijo que estas labores no solo benefician a San Salvador, sino que “es un beneficio para la propia entidad federativa y, por qué no decirlo, hasta del mundo”.

También expresó su interés por seguir trabajando en beneficio del pueblo y agradeció el apoyo de las autoridades, “donde hemos encontrado respuesta porque hemos tenido su ayuda. Estamos satisfechos y bajamos de esta jornada de trabajo con el firme propósito de invitar a más personas para que sigamos haciendo obras de conservación a nuestros bosques”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO