Sostenibilidad

Trueque y huertos urbanos, alternativas contra desperdicio de alimentos

En América del Norte se reporta una pérdida anual de 167 millones de toneladas de alimentos, por lo que es necesario promover espacios de siembra autosustentable en las casas

Teorema Ambiental/Redacción

Tepotzotlán, Estado de México, 15 de mayo de 2020.— La crisis económica que provocará el final de la contingencia sanitaria por el COVID-19, obligará a que la gente se adapte a nuevas estrategias para contar con alimentos para su autoconsumo, algunas de ellas con tradición milenaria, como el trueque o la instalación de huertos en casa.

Muchas personas en comunidades de México y países como Bolivia y Venezuela se han visto en la necesidad de buscar nuevas alternativas para obtener alimentos y artículos de primera necesidad, por lo que intercambian bolsas de arroz o frijol por un ramo de flores, artículos de limpieza, semillas, sopas, ropa y hasta libros. La premisa es simple, lo que no necesitas, le sirve a alguien más.

En México, el trueque es un sistema comercial que se realizaba desde épocas antiguas en comunidades étnicas de Chiapas, Morelos, Oaxaca, Hidalgo y Michoacán, y actualmente se acostumbra en ciertas comunidades indígenas que aprovechan las ferias en lugares más poblados para intercambiar sus productos por artículos básicos y alimentos. Además, este hábito es una práctica de comercio justo, solidario y hasta ecológico, que les ayuda a conservar sus costumbres.

Otros países como Rusia, Malasia, Vietnam y Marruecos han discutido la posibilidad de realizar este tipo de intercambios a escala intergubernamental, más o menos en las mismas condiciones. En palabras de Josette Sheeran, directora del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de Naciones Unidas, “estas negociaciones se han realizado debido a que han enfrentado ‘dificultades’ para obtener crédito en la adquisición de alimentos”.

En nuestro país la Central de Abasto suministra mercancías a más de 20 millones de habitantes diariamente para 24 estados de la República, de acuerdo con el Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ficeda); y el eventual cierre del 60 por ciento de los locales, durante la Fase 3 de la contingencia, ha implicado que en algunas tiendas de abarrotes se empiece a notar la falta de algunos productos de la canasta básica.

Ante esta escasez, otra alternativa para el autoconsumo es la de instalar huertos urbanos, que al replicarse entre vecinos de distintas comunidades puede convertirse en un sistema comercial de trueque y una alternativa real para el consumo personal y familiar.

De acuerdo con expertos de Fundación Xochitla, estos son algunos consejos para adaptar un espacio en tu casa para cultivar tus alimentos:

  • Localizar suelo sano y bien alimentado que no contenga rocas o utilizar huacales o cajones conocidos como almácigos para comenzar la siembra.
  • Orientar la siembra de norte a sur, para que reciba la mayor cantidad de luz posible.
  • En espacios reducidos se recomienda que la siembra reciba el sol por espacio de cuatro horas y se faciliten las corrientes de aire. Los vegetales recomendados para estos casos son: lechugas, rábanos, cilantro y acelgas.
  • Al sembrar en jardín es importante situar la siembra junto a una cerca o al lado de algunos árboles para protegerla de vientos fuertes y de corrientes de agua.
  • El tomillo, la mejorana, la hierbabuena, la menta, el romero, la albahaca etc., por su olor repelen insectos y plagas, además de mejorar el sabor de algunas hortalizas; se recomienda colocarlas alrededor.
  • Se sugiere comprar semilla certificada en puntos de producción de hortalizas orgánicas con la finalidad de que la siembra sea de calidad.

Establecer un huerto ya sea en el departamento o el jardín de casa, será una práctica cada vez más común en las ciudades, para obtener alimentos saludables e incluso orgánicos, que servirán además como una medida para ayudar al planeta a alimentar a la humanidad y que beneficiará directamente a las familias que los implementen.

Fundación Xochitla cuenta con el Centro de Educación Ambiental Xochitla (CECA), el cual tiene la constancia de acreditación con certificado de calidad, que es el nivel más alto, por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales por medio del Centro de Educación y Cultura Ambiental para el Desarrollo Sustentable.

Además, ofrece una gran variedad de cursos de capacitación que están relacionados con el manejo de las áreas verdes urbanas como: jardinería, manejo de arbolado urbano, elaboración de composta, manejo integrado de plagas y enfermedades, creación de huertos biointensivos, que estarán disponibles una vez que se reinicien las actividades cotidianas en el país, comentó Gabriel Gutiérrez, vocero de Fundación Xochitla.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO