Sostenibilidad

Planta de Audi en Puebla, ejemplo mundial en manejo de recursos

La nueva planta de tratamiento permite el uso de aguas residuales en la producción y reúsa y recicla un 98% de los residuos, un buen pretexto para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente

José Luis Martínez

Como parte de los festejos del Día Mundial del Medio Ambiente organizó un recorrido de prensa por su planta, ubicada en el municipio de San José Chiapa, Puebla, y que desde su planeación, cuenta con importantes tecnologías de sustentabilidad, que la colocan entre las mejores del mundo.

Estas instalaciones realizan importantes ahorros en el consumo de agua y energía, así como en la emisión de residuos, desde la planeación de la obra, hace seis años, y hasta los proceso de control final del modelo Q5, que se fabrica exclusivamente en este recinto y que casi totalmente es exportado a EEUU.

La planta de San José Chiapa cuenta con modernos sistemas y nuevas tecnologías permiten reducir el consumo de agua, gas y electricidad en la producción, así como manejar responsablemente los residuos.

“Nosotros implementamos un centro bajo los estándares de producción de Audi. Es un sistema de producción que se ha implementado en todas nuestras plantas a nivel mundial y a través de este sistema de producción aseguramos que la gente tenga las mismas capacidades, las mismas habilidades en la producción en todo el mundo“, explica Erich Auer, director de Servicios de Planta y Medio Ambiente de Audi México.

En el tema de agua, las instalaciones de Audi México realizan diferentes fases de tratamiento, tanto biológico como de ósmosis inversa, que se usan tanto para el proceso industrial, incluido el enfriado de maquinaria, como para el consumo humano. De hecho, durante el recorrido bebimos agua del grifo 100% potable, como lo hace el personal de la planta.

Además, su operación ahorra el consumo de unos 100,000 m3 de agua al año, es decir un 25% de la demanda total del líquido al año, pero además capta y trata unos mil 400 m3 de agua al día y recolecta el 100% de las aguas residuales producidas y las trata para su reutilización, por lo que con la instalación de su planta de ósmosis inversa logró la certificación como empresa “Zero Liquid Discharge” (Cero descarga externa de agua), otorgado por el instituto alemán CERT IT.

Pero además, instaló una laguna de captación de agua pluvial que permite utilizar agua de lluvia y reducir el consumo del agua de pozo en algunos equipos, como las torres de enfriamiento y para sanitarios. Sin embargo, la planta no toma agua de fuentes externas, sino que se abastece de su propia laguna de captación y sus procesos de tratamiento, por lo que no afecta la disponibilidad del recurso para los habitantes de la zona.

Manejo de residuos y consumo de energía
Además, la planta de San José Chiapa cuenta con una de las naves de prensa más modernas del continente Americano, que recupera energía en cada golpe, ahorrando el consumo de electricidad, mientras que la Nave de Pintura utiliza un 50% menos de electricidad y un 80% menos de agua que los métodos convencionales, por su tecnología EcoDryScrubber.

Y la planta destaca por tener un 98% de reúso y reciclado de residuos como comedores, poda y el papel higiénico, que son llevados a composta para fertilizar los jardines de las instalaciones. Mientras que otros recursos son manejados adecuadamente con recicladores de la región para que no haya envíos a depósitos externos.

Compromiso ambiental y responsabilidad social
Pero además, el personal de la planta también es involucrado a la cultura ambiental que promueve la armadora alemana en temas como: separación de basura, prevención de derrames por sustancias químicas, cuidado de energía, y equipos como luces, robots, máquinas, manejo y control de fugas, corrección de fugas de agua y aire.

“No solo vendemos un coche. Queremos que nuestros colaboradores se sientan motivados de venir aquí, que tengamos un trato sustentable con el medio ambiente. Creo que tenemos esa conciencia y va más allá del auto que manejas, sino todo su entorno y las consecuencias que esto provoca.

“Son varios beneficios a la comunidad, desde el empleo que se abrió con el inicio de la construcción, por ejemplo tenemos a la orquesta Audi México que consta de 250 niños de la región que pueden acceder a formación musical y no podrían hacerlo si no hubiera una empresa que patrocinara a una fundación dedicada a la música”, explica Eva María Schornberg, gerente de Comunicación y Sustentabilidad de Audi México.

Esto queda de manifiesto con otras acciones en favor del medio ambiente y la comunidad como una reforestación en el municipio de San José Ozumba que constó de 100 mil árboles de distintas especies que busca recuperar el ecosistema de la región y la instalación de fosas de infiltración de agua pluvial para recargar los mantos acuíferos en la zona. A su vez, la laguna interna de la fábrica ha servido de hogar para patos que emigran desde Canadá cada año en invierno.

“En Audi México buscamos usar la tecnología más avanzada asegurando que tanto nuestros automóviles, como nuestro proceso productivo sean amigables con el medio ambiente. Con ello, logramos armonizar el desempeño y la fabricación de los automóviles con el uso sostenible de recursos”, agrega Erich Auer.

“Para Audi es un orgullo tener una planta como la nuestra acá”, agrega. “Es la primera planta del segmento Premium en México, aun cuando hay presencia de muchas marcas desde hace muchos años en el país y sus tecnologías se notan tanto en los productos terminados como en las tecnologías que implementamos en la planta.

Me hace orgulloso decir que somos una de las plantas más modernas tanto en el grupo como en Norteamérica y tenemos las bases para ocupar los rangos más altos en el mundo. Es una buena señal para la región porque se ha decidido invertir de esta forma, con las tecnologías más nuevas y es el mensaje correcto desde mi punto de vista”, finaliza.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO