Sostenibilidad

México, con excelente manejo de residuos de papel y cartón: Bio Pappel

De Acuerdo con la Cámara del Papel, la industria ha elevado el índice de recolección de papel, de 40 % en el año 2000 a casi un 54 % en 2018

Teorema Ambiental/Redacción

Bio Pappel es una empresa 100 por ciento mexicana con 35 años en el mercado. Actualmente es líder en la industria papelera en Latinoamérica. Además se distingue por promover un negocio sustentable (pues obtiene el 100 por ciento de su materia prima de la captación y reciclaje a gran escala de papel y cartón y no de la celulosa de los bosques).

Además, promueve diferentes acciones de sustentabilidad y responsabilidad social que la distinguen de su competencia desde hace más de una década. Varias de estas prácticas están certificadas, de ellas la más distinguida, a cargo del Forest Stewardship Council (FSC, por sus siglas en inglés), 100 por ciento Reciclado, superior a otras que solo se refieren al buen manejo de espacios forestales.

“De Acuerdo a la Cámara del Papel, la industria ha elevado el índice de recolección de papel, de 40 por ciento en el año 2000 a un casi 54 por ciento en el 2018 y buscamos que la industria llegue a niveles del 80-90 por ciento en 10 o 20 años. Sin embargo, estas cifras no son menores, pues México es el tercer lugar mundial entre los países recicladores de papel y es algo que no se comunica tanto”, destaca Daniela Rodríguez, directora de capital humano, responsabilidad social y comunicación corporativa de Bio Pappel a Teorema Ambiental.

Para obtener su materia prima, Bio Pappel ha instalado toda una red de acopio de papel y cartón en todo México y el sur de EEUU. “Nosotros evitamos que esos residuos se vayan a un confinamiento de basura, los recuperamos, los volvemos a insertar en nuestros procesos de producción.”

Y agrega: “mientras que con nuestros clientes directos, principalmente de empaques, ya traen un chip de la sustentabilidad y trabajamos en conjunto para definir ¿cómo podemos innovar de manera sustentable en sus productos mejorar sus marcas?

“Por ejemplo, con el principal fabricante de botanas en el país, desarrollamos una caja que tenga el mismo precio, calidad, tiempos de entrega, pero que además es ligera, resistente y que cumpla con los estándares de sustentabilidad, como el material 100 por ciento reciclado, con la menor huella de agua o carbono, etc.

“El resultado es una caja diseñada particularmente para ese negocio, que cuando se vacía se aplana, y se guarda para reutilizarla entre seis y ocho veces más. Entonces, se reduce su huella ambiental y se abaten costos. Además, cuando terminan de usar su caja, la recuperamos de primera mano, la reciclamos y hacemos otra directamente.”

El modelo de Bio Pappel produce materia prima de alto nivel, que no contamina ni se mezcla con otras sustancias gracias a estas alianzas estratégicas con sus clientes, lo cual además genera valor compartido.

“Por ejemplo, fabricamos cajas para pizzas, en las que el alimento está directamente en contacto con el empaque y por eso debemos garantizar la inocuidad de nuestros productos con estándares muy altos de calidad, que empiezan desde esta captación de materiales”, agrega la entrevistada.

Una industria cada vez más sustentable
Además, la Cámara del Papel hace una labor de cabildeo, acompañados de otras instituciones y organismos empresariales, para incidir en políticas públicas para fortalecer los planes de manejo de residuos urbanos que incluyan una verdadera cultura de separación y reciclaje de residuos.

“Concretamente Bio Pappel es un claro ejemplo de cómo un modelo tradicional de negocios se convierte en un modelo sustentable y entra en una verdadera economía circular de sus productos, es rentable y contribuye al medio ambiente, no solo en el tema de la celulosa, también en temas de agua energía, emisiones, transporte. Hemos invertido alrededor de mil millones de pesos para mejorar nuestras tecnologías, por ejemplo con plantas de cogeneración de energía”, asegura Daniela Rodríguez.

“Así, aprovechamos la gran cantidad de vapor que se genera como subproducto del secado del papel para alimentar una planta de cogeneración de energía limpia. Con esto ya generamos el 62 por ciento de nuestra energía, y estamos viendo los beneficios financieros, no nada más ambientales por ahorro de energía. Lo mismo con el agua donde aplicamos reducciones en su consumo, en una industria que es considerada altamente consumidora”, agrega.

Responsabilidad social
Bio Pappel además realiza importantes esfuerzos en el tema de Responsabilidad Social, primero de manera interna, que han generado el diseño de una campaña denominada Escuelas Verdes Bio Pappel que consiste en establecer campañas de acopio de papel y cartón en escuelas primarias, que se convierten en centros de acopio comunitario de papel y cartón.

“En esta etapa se crea conciencia en niños, maestros, padres de familia, sobre la importancia de separación de la basura y el reciclaje y les enseñamos que en realidad no son basura sino que tienen un valor económico que beneficie a la escuela como pintura, la construcción de bancas o un comedor estudiantil. En una segunda etapa, implementamos proyectos productivos dentro de las escuelas. Por ejemplo, en Monterrey los niños ya producen chile piquín en su huerto escolar y lo combinan con los conocimientos que les dan en el aula”, menciona la entrevistada.

“Con los recursos de la venta, se instalará un sistema de recaudación de agua pluvial y con eso, reducir costos de agua y tenerla garantizada para sus instalaciones todo el tiempo.”

En Veracruz, también se hizo un proyecto para la producción de mango, para que lo puedan vender de manera beneficiada como mermeladas, deshidratado y otros productos. “Y enlazamos a las señoras con alguna entidad local como la Secretaría de Bienestar o Economía local para que puedan bajar recursos a fondo perdido y poder instalar su micronegocio. Entonces son microempresarias que venden sus productos con un valor agregado y los ayudamos a que tengan una derrama económica mayor”, finaliza.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO