Sostenibilidad

Medidas de consumo responsable para Fase 3 de contingencia del COVID-19

De acuerdo con la FAO, hoy se pierde o se desperdicia alrededor de un tercio de los alimentos que se producen en el mundo cada año y hay más de 820 millones de personas con hambre

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 15 de abril de 2020.— Algunas de las medidas que ha provocado la contingencia por la pandemia del COVID-19, tienen que ver con el cierre de fronteras a la comercialización de algunos productos básicos. Entre ellos, Kazajistán y Vietnam suspendieron la exportación de granos como trigo y arroz. Por ello, actualmente es importante adoptar medidas para el consumo responsable evitando las compras de pánico, el sobreabastecimiento y con ello, no crear la sensación de vacío en tiendas y supermercados.

Esto porque además de la situación actual estamos en un contexto de sobreexplotación de los recursos que aporta el planeta para nuestra subsistencia, en un contexto de cambio climático que complicará en los próximos años el abasto de alimentos y recursos para una población cada vez más creciente.

Algunas de estas medidas implican optar por dietas nutritivas y seguras que tengan una menor huella ambiental, de manera cotidiana, al momento de realizar las compras:

  • Consumo ético: elaborar menús semanales, lista de compras y evitar el acopio de artículos indispensables que a la larga se pueden convertir en un daño al bolsillo familiar, porque se tirarán a la basura productos que por el tiempo de caducidad llegarán a descomponerse, esto, sin considerar a todas las personas que hicieron posible que, en la mesa, se contara con frutas, pan, carne, etc.
  • Consumo sustentable, con un mejor aprovechamiento de los recursos por medio de reducción, reutilización y reciclado de residuos, así como inclinarse por la agricultura que pueda llevarse a cabo en casa a través del huerto familiar, cosechando productos como: zanahoria, jitomate, cebollas y papas, especias o plantas condimenticias, entre muchos otros, dependiendo el espacio disponible.
  • Consumo más saludable, prefiriendo los alimentos frescos y naturales en lugar de los procesados o con añadidos sintéticos. Para ello y para fomentar la sustentabilidad alimentaria de una o varias familias organizadas, también se proponen los huertos en casa.
  • Consumo social o solidario, si existe un mercado cerca o comercios que dependan del consumo local, estos son los lugares ideales para adquirir la lista de productos obteniendo frutas y verduras frescas que vienen de una agricultura sustentable, mercados como la Central de Abasto y La Merced tienen opciones para pedir a domicilio.

Fundación Xochitla es un organismo que por más de 31 años ha promovido la sustentabilidad en un área de conservación ambiental mediante acciones concretas: el cuidado del medio ambiente, la integración, vinculación y sensibilización de la sociedad y la autogeneración de recursos económicos.

Mientras que el parque Xochitla impulsa una cultura de sustentabilidad, específicamente: reciclaje, reaprovechamiento y la reducción en la generación de residuos. También realiza la producción de composta y lombricomposta, con todos los residuos orgánicos que se producen en la institución (poda de árboles, pasto, arbustos, cambio de plantas de cada estación, papel toalla de los sanitarios) además de talleres para la creación de huertos familiares.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO