Sostenibilidad

Instalan jardín para polinizadores en el Centro Ecológico de Sonora

160 voluntarios sembraron esta instalación de plantas con flores para ofrecer alimento y refugio a los polinizadores del desierto de Sonora, uno de los más diversos del mundo

Teorema Ambiental/Redacción

Un grupo de 160 trabajadores de Telcel y sus familias crearon un jardín de 250 plantas con flores como palo verde, palo fierro, mezquite, guayacán, lluvia de oro, bugambilia, luz de bengala y tabachín, entre otras, combinadas con elementos del desierto de Sonora, para crear un espacio de descanso y alimento para mariposas, abejas, escarabajos, colibríes, murciélagos y otras especies polinizadoras, en el Centro Ecológico de Sonora.

Sonora es uno de los cinco estados con mayor producción agrícola del país, con una media anual de 5.5 millones de toneladas de productos provenientes del cultivo de: melón, sandía, calabacita, calabaza, chile verde, tomate y pepino, por lo que espacios de este tipo, ayudan a los insectos, aves y mamíferos polinizadores a llegar hasta estos cultivos y favorecer su reproducción. Se estima que cerca del 80 por ciento de estas plantas en el mundo dependen de este proceso, que además ayuda a conservar la biodiversidad vegetal.

Este tipo de jardines ayudan a ofrecer espacios, principalmente para abejas y mariposas, debido a que las prácticas agrícolas intensivas, el cambio en el uso del suelo, excesos en el uso de plaguicidas, inclusión de especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y el cambio climático, han afectado severamente sus poblaciones. Casi el 35 por ciento de los polinizadores invertebrados y alrededor del 17 por ciento de los polinizadores vertebrados están en peligro de extinción a escala mundial.

Eduardo Rendón, subdirector de Ecosistemas Terrestres del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) en México, destacó que “los ecosistemas de Sonora forman un continuo de variación ecológica desde la costa árida del Alto Golfo de California hasta las montañas frías y húmedas en la Sierra Madre Occidental, que albergan una multitud de tipos de vegetación y fauna que proveen de bienes y servicios a la sociedad, cuyo valor no siempre es fácil de apreciar, pero en realidad es vital para el bienestar de todos los sonorenses”.

El desierto de Sonora se caracteriza por tener la mayor diversidad de formas de vida y endemismos entre las comunidades desérticas del mundo. Un tercio de las dos mil 500 especies de plantas que existen en este lugar son endémicas y entre ellas se encuentra el palo fierro.

Luis Carlos Romo Salazar, comisionado ejecutivo de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (CEDES), explicó que para conservar esta diversidad se estableció en 1985 el Centro Ecológico de Sonora, que alberga especies nativas de flora y fauna de Sonora y otros ecosistemas del mundo.

Está ubicado en un área semidesértica y consta de un recorrido de 2.8 km en el que se pueden apreciar especies de los principales ecosistemas de la región como borrego cimarrón, lobo gris mexicano, oso negro, venado, bisonte; reptiles como víboras de cascabel, tortugas; aves como halcones, águila calva, búhos, y el aviario, donde se encuentran patos, cisnes, pavos reales y cotorras.

Cuenta a la vez con el Museo de Vida Silvestre, una exhibición de objetos de animales como astas, cornamentas y pieles, que permiten apoyar las pláticas sobre especies que ahí se imparten; Jardín Desértico, Ecosafari y Observatorio Astronómico. La colección comprende 170 especies de animales y alrededor de dos mil organismos, así como 140 especies de plantas.

“Como muestra del interés que existe por proteger a las abejas y otros polinizadores, el 29 de abril de 2019 se aprobó la Ley de Fomento Apícola y Protección de Agentes Polinizadores para el Estado de Sonora, que busca fomentar esta actividad económica así como la conservación y mejoramiento del hábitat de las abejas como especies polinizadoras y productoras de miel.

“La instalación de este jardín para polinizadores contribuye al objeto de dicha Ley, ya que al plantar las 15 especies que utilizaremos el día de hoy, se beneficiará a abejas y otros polinizadores locales de Hermosillo”, señaló Romo Salazar.

Jorge Villegas, gerente de Desarrollo Comercial de Telcel Región 2, adelantó que se plantarán jardines similares en Tijuana y Monterrey, adicionales a los ya instalados en Chihuahua, Mérida y Morelia.

“Con actividades como la que llevamos hoy a cabo ayudamos a sensibilizar y a crear conciencia, así como al cambio de actitud hacia el medio ambiente para tomar acciones a favor de la flora y fauna nativa de cada región. Los jardines de polinizadores en las ciudades nos conectan con la naturaleza y nos hacen conscientes del cuidado de nuestro entorno”, agregó.

La plantación de estos jardines de polinizadores se realiza en el marco del monitoreo de la migración de otoño de la mariposa monarca en México para registrar sitios de descanso y alimentación, y así priorizar su conservación, restauración y manejo, en una estrategia de 16 años para desarrollar programas de conservación de los bosques donde hiberna la mariposa monarca, las regiones habitadas por los jaguares y 15 especies del mar de Cortés como tiburones, tortugas y ballenas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO